La banca española espera invertir un 75% más en gestión de riesgos

No Comentado

 La banca española espera invertir un 75% más en gestión de riesgos

La banca española prevé invertir un 75% más en gestión de riesgos a corto plazo durante los tres próximos años.

Esta es una de las principales conclusiones de un estudio realizado por IBM y el IEB (Instituto de Estudios Bursátiles), a partir de una encuesta a 18 bancos españoles, que acumulan el 90% de los activos totales del sector financiero español.

Según estas entidades, la inversión en gestión de riesgos crecerá anualmente un 25% de media durante los próximos tres años, con el objetivo de adaptarse a las nuevas exigencias regulatorias y de mercado, que requieren una mayor dedicación de recursos para su cumplimiento en los plazos establecidos. Además, los bancos españoles opinan que la regulación continuará incrementándose en el futuro próximo.

Los bancos españoles ya destinan importantes recursos a la gestión de los riesgos: una inversión media anual del 0,82% de sus ingresos, en la que está incluido el 2,2% de los empleados. Sin embargo, según las memorias publicadas, en 2012 sólo el 7,1% del presupuesto anual de informática de la banca española se destinó a los sistemas de gestión de riesgos (tecnología y servicios).

Este dato junto con las opiniones de los encuestados pone de manifiesto que el área de riesgos tiene por delante amplias posibilidades de automatización.

El 79% de los encuestados considera que uno de los retos en la gestión de riesgos es mejorar la calidad de los datos (es decir, que el dato no pierda fiabilidad durante su trazado por la organización y que los sistemas permitan realizar una agregación adecuada de sus exposiciones al riesgo para identificar con rapidez y precisión sus concentraciones a nivel de grupo bancario, líneas de negocio y personas jurídicas).

Un 85% no cuenta con un sistema integrado de riesgo de crédito de contrapartida y mercado, mientras que un 60% considera necesario mejorar la capacidad predictiva de los sistemas de gestión de riesgo de crédito y contraparte; y el 71% no tiene simultáneamente un repositorio único de datos de riesgo y los  sistemas de gestión de riesgos integrados entre sí.

Para responder a estos retos, los directivos encuestados afirman que prevén invertir en soluciones tecnológicas que cubran estas carencias, priorizando la integración tecnológica, la creación de una base de datos única y las nuevas herramientas de analítica avanzada que permitan mejorar la gestión de la calidad de los datos de riesgos.

También contemplan invertir en soluciones que alerten anticipadamente de riesgos potenciales y sistemas de inteligencia que den soporte a la toma de decisiones, como son las herramientas interactivas de análisis de escenarios hipotéticos y los cuadros de mando.

Casi todas las entidades estudiadas tienen en su plan estratégico el objetivo de converger hacia un mapa único de riesgos a nivel corporativo, que abarque las áreas de gobierno, riesgos y cumplimiento (áreas conocidas por sus siglas en inglés o GRC). Tradicionalmente, GRC ha sido una función de negocio descentralizada, llevada a cabo desde áreas con diferentes puntos de vista y perspectivas, lo que ha ocasionado que los procesos de control de riesgos en las entidades estén fragmentados y se generen solapamientos y duplicidades e ineficiencias.

Según el estudio, la convergencia de información, políticas, procesos, controles y la creación de un único mapa de riesgos y cuadros de mando integrados deberían generar un importante retorno de la inversión a corto plazo.

Por otro lado, según se desprende de la encuesta, la gestión del riesgo ganará peso en la organización y en las decisiones de negocio. Según los directivos preguntados, la tendencia es que esté completamente centralizada, sea más independiente, flexible y automatizada y tenga un enfoque menos cortoplacista.

Además, este estudio ha realizado una serie de recomendaciones sobre las áreas donde más urge la inversión en nuevas tecnologías para acometer la transformación de la función de riesgos.

Por un lado, se debe poner especial atención a la gestión de la calidad y gobernanza de los datos para garantizar su exactitud, con herramientas de trazabilidad de la información y control del ciclo de vida de los datos. Es importante una mayor integración entre los diferentes sistemas de riesgos: entre riesgos minoristas y mayoristas, y entre las diferentes áreas de negocio (riesgos, financiera, estrategia, cumplimiento, etc).

Hay que cuidar también la estandarización de las tecnologías para facilitar la integración de los sistemas, la agregación de los datos de riesgos y el intercambio de información; así como la centralización en un repositorio de datos único, contenedor de la única versión de la verdad y accesible a toda la organización con los permisos adecuados.

Asimismo, las entidades españolas también fueron preguntadas por sus opiniones respecto al futuro del sector financiero en España. De la mayoría de sus respuestas se deduce que se producirá una vuelta al negocio tradicional bancario, centrado en el negocio minorista y de pymes, y que bajará la rentabilidad sobre el capital debido al incremento de las necesidades de capital y por la caída de los márgenes.

Además, la tendencia apunta a una mayor concentración del sector en unas pocas entidades, más automatizadas y con mayor especialización. Se espera asimismo la implementación de sistemas de gestión de riesgos más avanzados, con mayor transparencia, mayor calidad de datos y una superior capacidad de explotación de los mismos. Por último, los sistemas informáticos ganarán en flexibilidad, lo que les permitirá adaptarse a futuros cambios normativos.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)