Liberbank asegura que sus oficinas operan con normalidad

No Comentado

Liberbank asegura que sus oficinas operan con normalidad

Liberbank ha informado que el desplome bursátil que sufren sus acciones en los últimos días no ha tenido ningún impacto relevante en su clientela, que no ha realizado retiradas significativas de depósitos.

El banco, dirigido por Manuel Menéndez, no ha registrado ningún problema reseñable en su red de oficinas, donde se informa a los clientes de que Liberbank está en una sólida posición de solvencia y de liquidez y que sus depósitos no corren ningún tipo de riesgo.

Las mismas fuentes explicaron que la volatilidad en la bolsa de Liberbank no obedece, bajo ningún concepto, a razones de fundamentos económicos del banco, sino a la lógica especulativa de los mercados en algunos periodos y por efecto de factores ajenos y de contagio.

A este respecto indicaron que algunos fondos que operaban en corto en Popular han traspasado su operativa a Liberbank tras haber rentabilizado su apuesta bajista sobre la entidad ya adquirida por Santander.

De este modo, incidieron en que la caída en Bolsa afecta exclusivamente a los accionistas, en ningún caso a los clientes, ya que los fundamentos y la situación de Liberbank son sólidos.

Asimismo, calificaron de “totalmente infundada” cualquier equivalencia con el Banco Popular, al no poder establecerse ninguna posible comparación en cuanto a la situación de liquidez, de transparencia de su balance y de su cartera de activos inmobiliarios y de cobertura de estos riesgos.

Liberbank dispone, a fecha de 31 de marzo de 2017, de unos activos líquidos de 6.949 millones de euros, todos ellos de disponibilidad inmediata.

En tal sentido, la ratio ‘loan to deposit’, que mide el equilibrio de financiación en el negocio minorista se sitúa en el 87,4%, una de las mejores del sector bancario. Es decir, por cada 87,4 euros de créditos, el banco dispone de 100 euros de depósitos. Asimismo la ratio LCR, que indica el nivel de liquidez a corto plazo, alcanza el 332% (siendo el nivel de exigencia del 60%).

Los créditos dañados se redujeron en el primer trimestre de 2017 en 254 millones de euros, (lo que supone una reducción del -7,9% entre enero y marzo de 2017), y en 1.830 millones de euros en comparación con el primer trimestre de 2016.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)