Barclays: la banca española duplica sus provisiones en el primer trimestre

Comment Off

Barclays: la banca española duplica sus provisiones en el primer trimestre

Barclays ha especificado en un informe que los bancos españoles provisionaron en el primer trimestre del año más del doble que en el mismo periodo de 2019, al incluir 4.200 millones de euros por el Covid-19.

Los datos a cierre de marzo muestran que las entidades que experimentaron los mayores incrementos en provisiones fueron CaixaBank, con un 319% más que en el primer trimestre de 2019, hasta 515 millones, tras realizar una provisión extraordinaria por Covid-19 de 400 millones de euros, y Bankia, que provisionó 210 millones (+280%), de los que 125 millones correspondieron al Covid.

Por su lado, Bankinter provisionó 67 millones (+182%), con una partida de 17 millones por el virus; BBVA elevó un 152% sus provisiones, hasta 2.575 millones (1.430 millones por el Covid-19); Sabadell incrementó su cifra total un 110%, hasta 400 millones (231 millones por Covid-19), y Santander provisionó 4.309 millones (+98%), de los que 2.000 millones fueron por el coronavirus.

La apuesta preferida de Barclays sigue siendo CaixaBank, por su sólido capital y mayor rentabilidad, y la firma mantiene su recomendación y la de Santander y BBVA en ‘sobreponderar’, pues sus nuevas estimaciones muestran que su capital es resistente y que su rentabilidad se mantendrá por encima de sus pares en 2022.

Barclays ha actualizado las previsiones de resultados para la banca española y prevé una caída de los ingresos netos subyacentes del 13% en 2020 y del 5% en 2021 y un incremento del 5% en 2022.

La entidad ha decidido mantener los precios objetivos que había otorgado a cada banco (BBVA a 4 euros, Sabadell a 0,6 euros, Santander a 3 euros y Bankia a 1 euro), a excepción de CaixaBank, que baja de 2,4 euros a 2,2 euros.

Semanas atrás, la entidad registró un beneficio neto atribuido de 605 millones de libras esterlinas (694 millones de euros) en los tres primeros meses de 2020, lo que representa un retroceso del 41,7% en comparación con el resultado contabilizado en el mismo periodo del año anterior, después de que la entidad elevase un 372% sus provisiones por impagos de crédito ante el deterioro económico por la pandemia de Covid-19.

En concreto, entre enero y marzo de 2020 la entidad británica asumió un impacto negativo de 2.115 millones de libras (2.427 millones de euros) por impagos crediticios, frente a los 448 millones de libras (514 millones de euros) contabilizados por este concepto en el primer trimestre de 2019, incluyendo un impacto neto de 1.200 millones de libras (1.377 millones de euros) tras la revisión del escenario base por la pandemia de Covid-19 “reflejando el deterioro de variables macroeconómicas”, compensado parcialmente por el impacto estimado de las medidas de los bancos centrales y gobiernos.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados