Bankinter: la Bolsa se juega esta semana entrar en fase bajista

Comment Off

Bankinter: la Bolsa se juega esta semana entrar en fase bajista

“Esta semana será decisiva para saber si las Bolsas se vuelven ‘bearish’ (bajistas) o recuperan hacia ‘bullish’ (alcistas)”, según han sentenciado los analistas de Bankinter en su informe diario de este lunes, en el que asegura que hay “un antes y un después” de la reunión del Banco Central Europeo (BCE) de la semana pasada.

Al anuncio de que la subida de tipos en la zona euro se retrasará hasta final de 2019 se unieron a finales de la pasada un superávit comercial de China “francamente malo” y unas cifras de creación de empleo no agrícola en Estados Unidos “inusualmente baja”.

“Por eso las Bolsas cambiaron no sólo de signo, sino de humor”, asegura Bankinter.

Un cambio de humor que, según la firma, “no debería extrañarnos porque hemos advertido que 2019 podría ser un año corto en lo que a Bolsas se refiere. Los síntomas de agotamiento podrían surgir entre mediados de marzo y a lo largo de abril. Es entonces cuando el ‘Brexit’ debe aclararse, las negociaciones comerciales chinoamericanas avanzar y concretarse y la macro europea tocar fondo, y tal vez empezar a mejorar algo. Y así está sucediendo”.

Bankinter dice que no hay que esperar nada ni del ‘Brexit‘ ni de los nuevos datos macro americanos que se conocerán en los próximos días.

“El ‘Brexit será un lío y meterá mucho ruido esta semana, frenando cualquier rebote de las Bolsas. Y los indicadores americanos no ayudarán porque saldrán neutrales o flojos”, señala el informe.

En definitiva, Bankinter espera que las cosas se vayan complicando progresivamente en Bolsa. “Ya estamos a mediado de marzo y esto empieza a ser más difícil. Sólo cierta concreción en las negociaciones chinoamericamas serviría realmente de estímulo… pero las últimas noticias que se filtran indican que podrían ralentizarse”.

Recientemente, la entidad anunció que su filial de banca privada en Luxemburgo entró en beneficios el ejercicio pasado por primera vez en cinco años. En diciembre de 2012, la entidad adquirió la filial luxemburguesa del banco holandés Van Lanschot por 21,5 millones de euros, aunque no comenzó a operar bajo el dominio de Bankinter hasta 2013, una vez consiguió todas las autorizaciones regulatorias.

Desde entonces, el banco arrastraba unas pérdidas acumuladas de 6,25 millones, hasta que logró unas tímidas ganancias de 22.000 euros a cierre de 2018.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados