Atom (Bankinter) cierra 2018 con unos ingresos de 24,6 millones de euros

Comment Off

Atom (Bankinter) cierra 2018 con unos ingresos de 24,6 millones de euros

Atom, la socimi participada por Bankinter ha cerrado el 2018 con unos ingresos de 24,6 millones de euros. Su cartera, compuesta por 23 activos, está valorada en 510,1 millones de euros.

Atom Hoteles ha obtenido importantes beneficios en 2018, su primer año de trayectoria. La socimi, constituida en enero del año pasado alcanzó un beneficio neto de 1,3 millones de euros, de acuerdo con lo que ha comunicado al Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

La sociedad, que es propietaria de 23 activos hoteleros en España, alcanzó un volumen de negocio de 24,6 millones de euros en 2018, mientras que el resultado de explotación de la compañía registró 11,6 millones de euros en el pasado ejercicio.

En relación a la valoración de la cartera de la compañía, Atom cuenta con 23 activos hoteleros, todos ubicados en España, y que están valorados en 510,1 millones de euros en total, al cierre de 2018, de acuerdo a una valoración de EY.

Atom Hoteles Socimi fue creado en el mes de enero de 2018 por Bankinter y Global Myner Advisors Capital Invest.

La compañía, que saltó al MAB en noviembre del año pasado, está basando su estrategia en la confección de una cartera de hoteles, urbanos y vacacionales, cedidos en régimen de arrendamiento a distintos operadores.

El socio más importante de Atom es el Grupo Meliá, que actualmente opera en seis de sus establecimientos con las marcas Meliá y Sol. Además, la socimi mantiene acuerdos con AC Hotel by Marriott, Eurostars, Ibersol y B&B, entre otras cadenas.

Atom Hoteles tiene como objeto social la adquisición, gestión y promoción de activos inmobiliarios de naturaleza urbana para su arrendamiento, así como la potencialización de los retornos para los accionistas.

Desde su creación, su estrategia está basada en la confección de una cartera equilibrada de activos urbanos y vacacionales, cedidos en régimen arrendatario a los operadores más adecuados para cada activo.

Los contratos de arrendamiento que se basan en una parte fija y la otra en un porcentaje, así como otras condiciones, aportan al portfolio una gran resiliencia en situaciones de cambio de ciclo, dando estabilidad y seguridad a sus inversores.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados