Caja Rural de Asturias logra una ganancia de 9,46 millones en 2018

Comment Off

Caja Rural de Asturias logra una ganancia de 9,46 millones en 2018

Caja Rural de Asturias logró una ganancia de 9,46 millones de euros durante el pasado año. El dato supone un 5,46% más respecto al obtenido en 2017, gracias a la disminución de las provisiones y al mantenimiento de los márgenes.

La entidad, que mantuvo su modelo de banca de proximidad y actividad comercial,  incrementó su volumen de negocio un 5%, superando los 5.736 millones de euros. Durante el año pasado también mostró su dinamismo en la captación de nuevos clientes, un total de 17.056 personas iniciaron su actividad financiera con la Caja. De ellas, 13.539 eran economías domésticas; 1.797 nuevas empresas y 1.720 autónomos.

En cuanto a la solvencia, con unos fondos propios que superaron los 412 millones de euros, la solvencia de la Caja en términos de capital (CET1) se situó en 22,64%, entre las más elevados del sector financiero, y obtuvo un ROE del 7,33%.

Respecto a los márgenes de Caja Rural de Asturias, el de intereses registró un importe de 75,59 millones de euros, un 2,16% menos consecuencia de unos menores ingresos por dividendos. El margen comercial superó los 100 millones de euros, un 1,95% más que el año anterior. Por su parte, el margen de explotación fue de 44,61 millones de euros, un 3,84% más.

En el segmento del ahorro de los clientes, los depósitos fueron de 3.489 millones de euros, un 6,42% más y los créditos concedidos se elevaron un 2,87% con respecto al año anterior y sobrepasaron la cifra de 2.246 millones de euros.

Continuando con la inversión crediticia, Caja Rural de Asturias formalizó hasta el 31 de diciembre de 2018 un total de 15.746 operaciones de préstamos y créditos por un importe acumulado superior a los 381 millones de euros. De estas operaciones, más de 129 millones de euros corresponden a financiación destinada al sector productivo asturiano. La financiación a particulares e instituciones superó en el 2018 los 252 millones de euros.

La reducción de la morosidad y la mejora de los activos se mantuvo como tendencia durante todo el año. La ratio de inversión crediticia dudosa se situó en el 3,05%, un punto porcentual inferior al mismo periodo del año anterior. Por su parte, la ratio de cobertura fue del 61,22%, 7,55 puntos porcentuales más a la registrada en el 2017.

La evolución favorable del negocio se completó con unos recursos de clientes gestionados fuera de balance de 496 millones de euros, cifra un 10,03% superior a los 451 millones del 2017.

Caja Rural de Asturias implementó el pasado año una serie de nuevos servicios de digitalización, como las apps ruralvia report, ruralviapay, ruralviaminegocio, dirigidas a simplificar las operaciones de sus clientes.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados