Dinero del fondo de rescate en el Banco de Valencia roza los 18.000 millones

No Comentado

El dinero público invertido por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en apenas tres años ronda en total unos 108.000 millones de euros, de los cuales más de la mitad, unos 57.000 millones de euros, han sido destinados en aportaciones directas al capital de las entidades financieras.

De estos 57.000 millones de euros, alrededor de 50.800 millones salieron directamente del Estado usando el FROB, y el monto restante de los Fondos de Garantía de Depósitos, que surge de la aportación de cada una de las entidades financieras. Además, existe una partida de 28.666 millones de euros destinada también por el FROB y los Fondos de Garantía de Depósitos, monto determinado como el máximo de pérdidas que se pueden llegar a cubrir en entidades vendidas con esquemas de protección de activos.

Por entidades financieras, tomando en cuenta todas las ayudas recibidas y el volumen de recursos públicos que fueron invertidos, el Banco CAM con un total de 24.861 millones de euros es el que más dinero recibió, por encima de los 22.426 millones de euros que se le otorgaron a Bankia.

En el caso particular del Banco de Valencia, los fondos invertidos superan los 17.868 millones de euros le sigue Catalunya Banc con 12.055 millones de euros, luego Novagalicia con 9.055 millones de euros, también Caja Castilla La Mancha (CCM) con un monto de 7.316 millones de euros; y para Unnim Banc hasta 5.779 millones de euros.

El Tribunal de Cuentas también ha dado cifras con respecto a los honorarios de los representantes del FROB que realizaron labores en las entidades intervenidas siendo valorados con un total de seis millones de euros. Donde se realizaron más gastos fue en Caja Mediterráneo (CAM) con 1,36 millones de euros entre 2011 y 2012, seguida por el Banco de Valencia con 989.990 euros también en dos ejercicios.

El Banco de Valencia, fue intervenido en noviembre de 2011 y se nombraron como administradores a José Manuel Oliver, Margarita Reyes y Fernando Viladomat. Luego en abril de 2012 se incorporó a José Antonio Iturriaga, el cual ese mismo año fue nombrado Director General hasta que cesó en funciones en 2013 tras efectuarse la venta a CaixaBank.

Los informes de expertos independientes tuvieron un coste señalado por el Tribunal de Cuentas de 15.4 millones de euros en total. Los que se realizaron a Banco de Valencia fueron los más costosos siendo su monto un total de 1.24 millones de euros, los invertidos en Cajatres fueron de 1.17 millones de euros, los de BFA-Bankia 1.11 millones de euros, los de Liberbank 1.06 millones de euros, y por último los de Banco Gallego 1.05 millones de euros.

El Tribunal de Cuentas ha denunciado que la acción poco oportuna del FROB, una vez convertido en accionista mayoritario de Catalunya Caixa, supuso un empeoramiento de la situación en la entidad y un perjuicio para la gestión habitual de la misma.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)