Citi y Barclays entorpecen acciones para CatalunyaCaixa

No Comentado

Las acciones que tenía previsto realizar el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) de vender algunas sucursales que tiene en propiedad CatalunyaCaixa antes de realizar la subasta de la entidad financiera española, se ha tropezado con una pared que no tenía prevista ya que entidades como Citibank o Barclays están interesados en vender sus negocios minoristas en España lo cual competiría con las medidas que requiere ejecutar el fondo de rescate.

El Banco Popular ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) su intención de adquirir el negocio de la banca minorista y de tarjetas que posee Citibank España en el país Ibérico. Si se llega a concretar el acuerdo previsto para el mes de mayo, la entidad, que preside Ángel Ron, tendría en su poder toda la red de Citibank en España. Citi posee unas 45 sucursales, cerca de 100.000 clientes en el país, con unos 2.200 millones de euros en depósitos y otros 2.000 millones de euros en activos bajo gestión.

La reestructuración que ha llevado a cabo en los últimos años y los diversos cambios en la junta directiva han desatado infinidad de rumores en torno a la posibilidad de que Barclays se encuentre preparando el terreno para vender definitivamente su negocio en España, procedimiento para el cual ya estaría contactado con varios bancos de inversión, como por ejemplo Goldman Sachs o Merrill Lynch, para que evalúen la operación. La entidad británica cuenta en España con una red de 270 sucursales.

Este conjunto de acciones suponen una fuerte competencia directa para la venta tanto del conjunto de sucursales de la red de CatalunyaCaixa fuera de Cataluña, como para la propia subasta de la entidad rescatada que se tiene previsto realizar antes del verano.

Si se puede llevar a cabo este conjunto de operaciones de venta, la subasta de CatalunyaCaixa no tiene un camino fácil que recorrer, por lo menos si se desea sacar un buen resultado en la venta final con un precio medianamente atractivo que permita recuperar gran parte de los fondos públicos que se invirtieron en institución bancaria.

Muchas informaciones, de diversas fuentes del mercado, indicaban a finales del año pasado  que la venta probablemente no se iba a realizar al menos hasta final de este año 2014, cuando ya se deberían haber realizado los test de estrés del Banco Central Europeo y la revisión de calidad de los activos (AQR) de la banca europea.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)