El BCE desata avalancha de emisiones de deuda

No Comentado

BCE

La semana pasada el BCE propició el resurgir de las emisiones de deuda por parte de las empresas españolas. Pero el inicio de esta semana depara ya una auténtica avalancha. BBVA, Banesto, Iberdrola y Gas Natural se lanzan al mercado. A estas emisiones se une el ICO.

El colchón ofrecido por el Banco Central Europeo desinfló la semana pasada casi en 150 puntos básicos la prima de riesgo de España. Esta tregua está propiciando una nueva oleada de emisiones por parte de las empresas españolas, con especial énfasis en la banca.

El viernes, en plena resaca de la reunión del BCE, Santander constató este resurgir de la demanda al recibir peticiones por un importe superior a los 5.000 millones de euros en su emisión de bonos a cuatro años. El interés fue del 4,625%, en línea con el 4,6% que pagó un día antes el Tesoro por sus bonos a cuatro años.

Después de la gran acogida que tuvo Santander, hoy se suman a esta iniciativa BBVA, Banesto, Iberdrola y, en un plano menos corporativo, el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

En el caso de BBVA regresa al mercado con el lanzamiento de bonos senior a tres años. Su precio ronda los 380 puntos básicos por encima del índice de referencia para las emisiones de renta fija o midswap. Barclays, Citigroup, Crédit Agricole y la propia BBVA serán las entidades encargadas de coordinar la colocación de bonos.

El resurgir de la emisiones alcanzará también a las cédulas. Banesto está sondeando el mercado para lanzar la que sería la primera emisión de este tipo de productos por parte de una entidad española desde marzo, según Reuters. El plazo de los títulos será de cuatro años, y su precio podría rondar los 395 puntos básicos por encima del midswap. Credit Suisse, Goldman Sachs y UBS serán los encargados de coordinar la emisión de Banesto.

Pero no solo los bancos están regresando al mercado de deuda corporativa en busca de financiación. Iberdrola ha abierto los libros de una emisión de bonos a cinco años. El precio inicial se sitúa en 375 puntos básicos por encima del midswap, en una operación que será coordinada por BNP Paribas, Citi, Commerzbank y JPMorgan.

Además de las empresas, el ICO busca aprovechar también el respiro otorgado a la deuda española. Después de aparcar las emisiones desde el pasado mes de marzo, regresará al mercado con la colocación de bonos a tres años.

El precio de los títulos se sitúa en 65 puntos básicos por encima del bono español de referencia para este plazo. BBVA, Santander, Crédit Agricole y Goldman Sachs han sido las entidades financieras contratadas para llevar a cabo la operación.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)