Bankinter y Caser ofrecerán hipotecas inversas

Comment Off

Bankinter y Caser ofrecerán hipotecas inversas

Bankinter y Caser están cerrando los últimos flecos para comenzar a comercializar hipotecas inversas en España, entre otras entidades que analizan desembarcar próximamente en este negocio.

La hipoteca inversa no se vendía en el país desde que BBVA retiró su comercialización en 2013, pero se relanzó el pasado mes de octubre gracias a un acuerdo firmado entre Óptima Mayores y el banco portugués BNI Europe.

Aunque ninguno de los protagonistas ha confirmado que se haya cerrado ningún acuerdo, las fuentes consultadas apuntan que la aseguradora Caser está interesada en entrar en este mercado y está diseñando un tipo de hipoteca inversa que presentará próximamente.

Por otro lado, Bankinter también está analizando la posibilidad de comercializar hipotecas inversas. “Es un producto socialmente interesante y es verdad que lo hemos analizado”, reconoció un portavoz del banco.

Actualmente, las hipotecas inversas solo se comercializan en España mediante la alianza de Óptima Mayores, compañía de consultoría y asesoría financiera especializada en la conversión del patrimonio inmobiliario de mayores de 65 años en capital, con BNI Europe.

El consejero delegado de Óptima Mayores, Ángel Cominges, afirma que la demanda está superando con creces la oferta, por lo que la compañía está negociando una ampliación del contrato suscrito con BNI Europe hasta 100 millones de euros.

Además, ha avanzado que a lo largo del mes de junio cerrará un acuerdo con “al menos” una entidad española que se lanzará a comercializar hipotecas inversas en España, si bien el directivo no ha querido identificar a los que serán sus socios en este nuevo mercado que se inicia en el sector financiero español por motivos de confidencialidad.

En sus ocho meses de actividad en España, el volumen de negocio generado por el acuerdo con BNI Europe asciende a 16 millones de euros y “hay lista de espera”, afirma Cominges.

A modo de préstamo, la hipoteca inversa es un producto financiero que permite a las personas mayores de 65 años disponer de parte del valor de su vivienda en forma de mensualidades o como importe único al inicio, utilizando la vivienda como garantía pero manteniendo su propiedad y uso.

El usuario no pierde la propiedad de su vivienda con su contratación, sino que tras su fallecimiento serán sus herederos los responsables de valorar si mantener o no la propiedad del inmueble y, a partir de entonces, hacerse cargo de la deuda, cuyo montante dependerá de los años en que se haya recibido la renta.

En España, el perfil promedio del contratante es el de una persona de 77 años que percibe unos 180.000 euros por su hipoteca y, entre los beneficiarios, el 38% son mujeres, el 14% hombres y el 48% matrimonios, mientras que el 38% de las viviendas se ubica en Madrid, el 28% en Barcelona, el 13% en Valencia y el 22% en el resto del territorio nacional.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados