Bankinter apuesta por Evo a pesar de las pérdidas

Comment Off

Bankinter apuesta por Evo a pesar de las pérdidas

Bankinter acaba de formalizar la adquisición de Evo Banco al fondo estadounidense Apollo –sin incluir su financiera– por un coste total de 65,8 millones de euros, a pesar de que el banco online ha registrado pérdidas por 9,99 millones de euros durante el primer trimestre de 2019, según consta en las cuentas individuales recogidas por la Asociación Española de Banca (AEB).

La semana pasada, Bankinter comunicó el cierre de la operación tras obtener las autorizaciones pertinentes, e informó de que el desembolso total para llevar a cabo esta compra fue de 199,4 millones de euros, pero apuntó que el exceso de capital de Evo derivado de la segregación de Evo Finance realizada con carácter previo le revirtió en 133,6 millones de euros.

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha reiterado en numerosas comparecencias públicas la oportunidad que supone para su entidad esta adquisición, asegurando que la permitirá penetrar con fuerza en la banca minorista, un negocio que hasta ahora se le ha resistido, ya que su estrategia ha estado focalizada en la banca privada y patrimonial.

No obstante, pese a que las cuentas de Evo parecían haber retornado a números positivos desde que en marzo de 2018 registrara ganancias de 5,47 millones de euros, frente a las pérdidas de hasta 50,32 millones de euros de diciembre de 2017, la apuesta de Bankinter vuelve a negativo.

Los cuentas del banco online contabilizan pérdidas de hasta 9,99 millones de euros durante el primer trimestre de 2019, si bien el volumen no asciende a los niveles vistos hace algo más de un año.

Asimismo, la entidad redujo sus ingresos por intereses en un 22,36% el pasado mes de marzo con respecto al mismo periodo de un año antes, hasta situarlos en 13,76 millones de euros, mientras que los ingresos por comisiones se colocaron en 4,6 millones de euros, un 4,16% por debajo del periodo equivalente de 2018.

Además, el margen de intereses se redujo un 22,48%, para alcanzar los 11,91 millones de euros, a la vez que el margen bruto se hundió un 85,75%, al situarse en 2,52 millones de euros, frente a los 17,73 millones de euros de marzo de 2018.

Respecto al balance, Evo consiguió elevar un 6,07% la concesión de créditos a clientes hasta marzo, cuyo importe total fue de 2.493 millones de euros, aunque perdió un 14,78% de depósitos, negocio que se colocó en 3.095 millones de euros.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados