Liberbank extiende su plan para franquiciar oficinas

Comment Off

Liberbank extiende su plan para franquiciar oficinas

Desde hace tres años, Liberbank ha desarrollado una estrategia de ceder el control de una oficina bancaria a un tercero para que sea éste quien asuma los costes y la tarea de colocar los productos y servicios de la entidad, a cambio de compartir los beneficios.

El banco finalizará el año con 192 puntos de venta en manos de terceros. La entidad llevará este modelo, surgido en zonas rurales, hasta las ciudades.

En 2016, el banco dirigido por Manuel Menéndez lanzó un plan para convertir en franquicias manejadas por terceros unas 150 oficinas situadas en zonas rurales con poca población (la mayoría se sitúan en Castilla-La Mancha y Extremadura). El objetivo de alcanzar estas sucursales externalizadas, que la entidad asturiana llama “agencias”, se ha logrado este año. Y los responsables del banco, a la vista de los resultados, han optado por extender el programa y seguir franquiciando oficinas.

Liberbank ha decidido redoblar su apuesta y espera acabar el año con 192 agencias franquiciadas, según explican fuentes de la entidad, lo que supondrá que casi una cuarta parte de sus oficinas estarán en manos de terceros.

La idea del banco es proseguir con esta estrategia en territorios considerados como no core, ya que los números están demostrando, según fuentes de Liberbank, que esta opción es más ventajosa que mantener las oficinas como hasta ahora o que cerrarlas. “El seguimiento de funcionamiento de las primeras agencias revela que todas consiguen mejores resultados que antes de ser agencias y mejoran los resultados de las oficinas espejo (oficinas similares que siguen siendo tradicionales)”, explican desde la entidad asturiana.

La nueva fase de expansión de Liberbank pasa por franquiciar oficinas en ciudades de mayor población situadas en territorios no “naturales” para la entidad. Así, se extenderá este modelo a capitales de provincia como Valladolid y a localidades próximas a grandes núcleos urbanos como Badalona, L’Hospitalet de Llobregat y Rivas Vaciamadrid.

La estrategia de Liberbank de franquiciar parte de su red de puntos de venta ha ido de la mano de la reducción de capacidad instalada, en paralelo al conjunto del sector bancario español. Así, a finales de 2016 el banco contaba con 896 oficinas bajo su control en toda España y actualmente esa cifra ha descendido hasta las 629 sucursales propias (sin contar las franquiciadas), según cifras oficiales correspondientes a junio de este año.

A falta de que se culmine esta segunda fase en el plan de extensión de las agencias externas de Liberbank, estas oficinas franquiciadas van ganando peso en el negocio del banco y le permiten estar presente en zonas menos rentables para el sector: suponen un 19% de la red, un 8% de los clientes, un 4% de los préstamos y un 6% de los depósitos y otros fondos.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados