Morgan Stanley prevé que el dólar se fortalezca un 5%

No Comentado

Morgan Stanley

Morgan Stanley prevé que el dólar se fortalezca un 5%, a US$1,26 por euro, y 9%, a 107 yenes, para fin de año. Eso lo hace más optimista que los US$1,27 y 105 yenes de la mediana de las estimaciones de más de 70 analistas que consultó Bloomberg.

“La tendencia del dólar es claramente ascendente”, dijo Hans Redeker, jefe en Londres de estrategia cambiaria global de Morgan Stanley, en entrevista telefónica del 5 de agosto. “El dólar estadounidense se negocia de acuerdo con expectativas de retorno a largo plazo de activos subyacentes, y eso depende mucho de cómo se estima el diferencial de crecimiento entre los Estados Unidos y el resto del mundo”.

Morgan Stanley recupera la posición alcista en momentos en que los datos de la Comisión de Comercio en Futuros sobre Mercancías (CFTC, por la sigla en inglés) indican que los operadores reducen las apuestas a que la moneda estadounidense seguirá fortaleciéndose luego de que el Índice Dólar de los Estados Unidos de Bloomberg subiera 3,7% este año y se encaminara a su mayor aumento anual desde 2008.

El dólar ha fluctuado como consecuencia de mensajes ambivalentes de la Reserva Federal de los Estados Unidos respecto de cuándo desacelerará las compras de bonos que usa para impulsar la economía. El banco central ha emitido suficientes dólares para comprar US$85.000 millones de bonos del Tesoro y bonos hipotecarios por mes.

El presidente de la Fed, Ben S. Bernanke, dijo el 10 de julio que el banco central estadounidense mantendría una “política monetaria muy adaptable en un futuro previsible”. El 19 de junio había dicho que los funcionarios podrían empezar a reducir este año su programa sin precedentes de compra de bonos y que lo eliminarían a mediados de 2014 si el mercado laboral daba muestras de una mejora sostenida.

El Índice Dólar de los Estados Unidos de Bloomberg, que analiza el dólar contra 10 grandes monedas, trepó en mayo al nivel más alto en casi tres años, 1.045, antes de declinar a 1.008,6 el 14 de junio.

La confusión se extendió más allá del mercado cambiario. El índice Standard  Poor’s 500 cayó 1,5$ en junio, la mayor declinación mensual desde octubre. El índice S&P GSCI de materias primas cayó al punto más bajo en dos meses el 24 de junio y los rendimientos de los bonos aumentaron, lo que elevó los costos crediticios. El Índice de Bonos de Mercados Emergentes de JPMorgan declinó 5% en junio, la mayor cantidad desde octubre de 2008.

“En junio analizamos la situación en los mercados de activos y el impacto que tendría en que la forma en que la Fed consideraría su política de reducción”, dijo Redeker. “Estimamos que habría una pausa en el optimismo respecto del dólar. Por eso hicimos una pausa, y funcionó”.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)