BBVA reduce la huella de carbono con su primer bono verde

Comment Off

BBVA reduce la huella de carbono con su primer bono verde

BBVA ha logrado reducir su huella de carbono en 274.609 toneladas de CO2 en 2018, gracias al bono verde que la entidad emitió en mayo del pasado año. Esta reducción se produjo desde la fecha de emisión en mayo de 2018 y en otras 106.529 toneladas estimadas en 2019, y ha generado 558 gigavatios/hora de energía eléctrica renovable.

El banco ha destinado los 1.000 millones de euros captados en los mercados mayoristas a la financiación de proyectos de energía renovable y transporte sostenible. Así consta en el primer informe de seguimiento de este bono que acaba de publicar el grupo.

En abril de 2018, BBVA publicó su marco para la emisión de bonos sostenibles, vinculado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y, el 3 de mayo del mismo año, emitió su primer bono verde por un importe de 1.000 millones de euros. La emisión verde inaugural de BBVA fue la mayor realizada por una entidad financiera de la eurozona hasta esa fecha.

BBVA ha salido a los mercados con el bono verde de mayor importe (1.000 millones de euros) realizado por una entidad financiera de la eurozona. Es una emisión de deuda senior no preferente, a un plazo de 7 años, que convierte a BBVA en el primer banco español en emitir un bono verde. La elevada demanda, tres veces superior al importe final, permitió bajar el precio a ‘midswap’ más 80 puntos básicos.

Un año después, y como parte del compromiso adquirido en el marco para la emisión de bonos sostenibles, BBVA ha publicado el primer informe de seguimiento de este bono verde. Según consta en el informe, BBVA ha destinado los 1.000 millones de euros emitidos a la financiación de diversos proyectos de energía renovable y transporte sostenible. En concreto, ha destinado 775 millones a financiar proyectos de energía renovable (611,3 millones de euros a energía eólica; 154,9 millones a proyectos de energía solar, y 8,8 millones a proyectos de energía solar y biomasa) y 225 millones a proyectos de transporte sostenible.

El 100% de los fondos captados por el bono verde han sido utilizados para la refinanciación de proyectos. De los 1.000 millones reinvertidos, 800 se han destinado a la refinanciación de proyectos existentes antes de la emisión y el 20% restante a proyectos de nueva creación. Por distribución geografica, Reino Unido, España y Francia representan el 87% de la cartera, mientras que el 13% está repartido entre Portugal, Estados Unidos y América Latina.

En total, todos estos proyectos han evitado la emisión de 274.609 de toneladas de CO02.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados