Deutsche Bank anuncia un recorte de 18.000 empleos

Comment Off

Deutsche Bank España recibe el galardón 'Celent Model Wealth Manager 2019-Client Experience'

El banco alemán Deutsche Bank ha anunciado este domingo “una transformación radical” de la entidad que supondrá un recorte de 18.000 empleos para 2022 a través de una significativa reducción de su banca de inversión.

El consejero delegado de la entidad, Christian Sewing, ha remitido una misiva a los trabajadores en la que reconoce que los cambios implican “decisiones incómodas”. “Personalmente lamento profundamente el impacto que tendrá en algunos de ustedes”, ha indicado, aunque señala que “no hay alternativa” para el banco “a largo plazo”. Así, ha prometido hacer los cambios con “responsabilidad”.

Para facilitar la liberación eficiente de los activos de la banca de inversión, se creará una nueva Unidad de Liberación de Capital que gestionará 74.000 millones de euros en activos ponderados por riesgo y 288.000 millones de euros a 31 de diciembre de 2018.

Sewing ha rechazado el término “banco malo” porque “en este caso es equívoco”. “Ante la gran calidad y en muchos casos corta duración de los activos, esperamos que se gestionen rápidamente. Servirá para liberar una importante cantidad de capital y esperamos abonar a los accionistas 5.000 millones en 2022”, ha prometido.

En cambio, el Consejo de Administración tiene la intención de recomendar que no se pague un dividendo de capital ordinario para los ejercicios 2019 y 2020. Como consecuencia, el banco anticipa unas pérdidas netas de 2.800 millones de euros en sus cuentas del segundo trimestre como resultado de los cargos de reestructuración.

Estas acciones están diseñadas para permitir que Deutsche Bank se centre en sus negocios principales de Banca Corporativa, Financiación, Cambio de Divisas, Banca Privada y Administración de Activos, según un comunicado de la entidad alemana.

“Hoy hemos anunciado la transformación más fundamental de Deutsche Bank en décadas”, ha manifestado Sewing. “Estamos abordando lo que es necesario para liberar nuestro verdadero potencial: nuestro modelo de negocio, costos, capital y el equipo de administración. Estamos construyendo sobre nuestras fortalezas”, ha añadido.

Sewing ha descrito la reestructuración como “un reinicio para Deutsche Bank, para el beneficio a largo plazo de nuestros clientes, empleados, inversores y la sociedad”.

“En las áreas en las que no competimos para ganar vamos a tomar medidas drásticas. De hecho no tenemos otra alternativa que concentrar nuestras fuerzas y recursos donde jugamos para ganar y donde realmente podemos marcar la diferencia para nuestros clientes”, ha argumentado Sewing.

El presidente del consejo de supervisión, Paul Achleitner, por su parte, ha manifestado que “Deutsche Bank ha atravesado un período difícil durante la última década” pero “con esta nueva estrategia tenemos motivos para mirar hacia el futuro con confianza y optimismo”.

 

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados