Kutxabank aumenta sus compras a proveedores para relanzar la economía vasca

Comment Off

Kutxabank aumenta sus compras a proveedores para relanzar la economía vasca

Kutxabank ha anunciado esta semana que tiene como prioridad, en el contexto actual de crisis, contribuir a impulsar y relanzar la actividad de la comunidad autónoma, al ser la entidad tractora de la economía vasca.

De esta manera, ha elevado un 20% sus compras a proveedores durante el primer cuatrimestre de 2020, un total de 52 millones a 674 suministradores en Euskadi, para inyectar liquidez y permitir que los negocios puedan seguir funcionando.

Esta misma línea de ayuda es la que está desarrollando Iberdrola, gran empresa vasca impulsora del ecosistema industrial del territorio.

Además, la entidad está encauzando líneas de crédito a pymes, empresas e instituciones, así como gestionando las ayudas públicas destinadas a mantener la productividad del tejido económico.

Según un estudio realizado por Ceprede, que mide el impacto económico del banco y sus accionistas, en 2019 Kutxabank y las fundaciones bancarias BBK, Kutxa y Vital se mantuvieron como la primera contratante de empresas vascas, la mayoría correspondiente al sector de los servicios, y más concretamente a las áreas de informática y tecnologías de la información. En total se realizaron pedidos a 5.700 firmas, por valor de 215 millones.

Kutxabank y las fundaciones canalizaron en Euskadi más de 670 millones de euros al pago de proveedores, trabajadores y administraciones públicas, 54 millones correspondieron a los salarios percibidos.

Al mismo tiempo, el grupo es uno de los principales contribuyentes fiscales de la comunidad autónoma y mantiene el ritmo en el pago de impuestos, tasas y cotizaciones, a los que destina 40,2 euros de cada 100 de su cifra de negocio, de los que 20,9 euros son impuestos soportados, 12,8 euros son impuestos recaudados y 6,5 euros, otro tipo de cargas.

En 2019, su contribución directa supuso el 1,3% de la recaudación tributaria de Euskadi y, de forma inducida, a través de la recaudación asociada a la cadena de proveedores y clientes, contribuyó a más del 20% del total de la recaudación de la autonomía.

El informe de Ceprede sitúa en 925 millones de euros la contribución efectuada por la actividad corporativa de las entidades al PIB vasco, equivalente al 1,28% del total de Euskadi. El impacto ejercido por el grupo y las fundaciones sobre la economía vasca creció un 12,1% en el pasado ejercicio.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados