BBVA cree que la resolución de Popular supuso estabilidad

Comment Off

 

BBVA cree que la resolución de Popular supuso estabilidad

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, considera que la manera en la que Banco Popular fue resuelto y vendido al Banco Santander por un euro aportó estabilidad al sistema, y permitió avanzar en la unión bancaria.

Así lo ha manifestado durante su intervención en la Comisión de investigación del Congreso relativa a la crisis financiera de España y el programa de asistencia financiera, en la que ha asegurado que la resolución de Popular frente a la alternativa de liquidar la entidad evitó que se produjera “una situación crítica” en ese momento.

“Es la primera vez que se aplicó la normativa europea de resolución, creo que se respetó el espíritu de la norma y que se avanzó en una verdadera unión bancaria”, indica Torres, a pesar de reconocer que hay elementos de la normativa en los que “se puede mejorar”.

En cuanto a los motivos por los que BBVA no formuló una oferta para adquirir Popular en ninguno de los dos procesos que hubo (el proceso privado de venta y la resolución por el Mecanismo Único de Resolución), Torres ha apuntado a la falta de información suficiente, el corto espacio de tiempo y la asunción de una cartera inmobiliaria que no tenía cabida en su estrategia en ese momento, así como a “la imposibilidad de ofertar precios que encajaran con lo que BBVA estaba viendo”.

BBVA analizó la opción, pero contaba con un marco de reflexión “muy marcado” y unos criterios estratégicos que le llevó a descartar la posibilidad. “Para que llevemos a cabo una operación tiene que encajar dentro de esos criterios económicos y financieros. Si resultan atractivas las condiciones, hacemos la operación, y si no, pues no”, ha apostillado.

De esta manera, BBVA decidió no formular una oferta en ninguno de los dos procesos, al considerar que la información disponible en el corto espacio de tiempo que se le presentaba para analizarla en profundidad “no permitía formular una oferta que encajara financieramente con BBVA“.

Por otro lado, ha reconocido que las adquisiciones “suponen una distracción para el equipo de gestión”, debido a que es necesario realizar una integración de equipos e informática, cerrar sucursales y gestionar una serie de procesos que llevan un “largo tiempo” y que, estratégicamente, “podían suponer una distracción al equipo en un momento muy crítico” en el que la entidad estaba inmersa en un proceso de transformación digital.

En definitiva, el contexto en el que se resolvió Popular fue diferente al de otras entidades que sí decidió adquirir BBVA, como Unnim y CatalunyaCaixa. “Participamos en estos procesos después de un largo periodo de intervención y gestión por parte del FROB, y las condiciones en que las compró fueron conformadas en un proceso público, competitivo y transparente donde BBVA hizo la mejor oferta”, ha señalado.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados