JP Morgan: la guerra comercial podría generar impagos en China

Comment Off

JP Morgan: la guerra comercial podría generar impagos en China

JP Morgan Chase & Co. estima que una guerra comercial podría generar impagos en China.

Jing Ulrich, vicepresidenta de JP Morgan para Asia Pacífico, ha explicado que si Donald Trump, presidente de Estados Unidos, impone amplios aranceles a las importaciones chinas esta semana, habrá efectos secundarios en el sector financiero. La demanda de los consumidores y la economía general probablemente se van a debilitar y eso “podría traducirse en una peor calidad del crédito más adelante”.

Esto se sumaría a las dificultades de algunas firmas chinas para saldar sus deudas en un momento en que el país ya está viendo suspensiones del pago de bonos, y los bancos chinos pequeños son los más vulnerables al estallido de una guerra comercial.

Los analistas han destacado que las medidas que ha tomado el Gobierno de China para reducir la deuda están limitando la liquidez en el sistema bancario. El indicador local más amplio de nuevo crédito cayó en el mes de mayo al nivel más bajo en casi dos años. El financiamiento neto a través de las ventas de bonos de empresa se volvió negativo por primera vez desde junio pasado, en tanto venció más deuda que la que se emitió.

Sin embargo, a pesar de este contexto, China está mejor posicionada que la mayoría de los demás mercados emergentes para sobrellevar una guerra comercial. Según Ulrich, los eficaces controles cambiarios y de capital contienen la salida de fondos, las valuaciones de mercado son “mucho más razonables” que durante la crisis de 2015 y los bancos más grandes de China se ven beneficiados por fuertes ratios de capital.

La entidad financiera prevé que el gigante asiático reducirá los costos de endeudamiento para las compañías escasas de efectivo, como las firmas pequeñas y las que operan en el sector inmobiliario, para evitar un aumento de la morosidad.

JP Morgan ha señalado que pueden presentarse dos reducciones más de los requisitos de reservas este año como forma de estimular los préstamos y atenuar la presión sobre las compañías chinas.

Ulrich ha dicho que “el riesgo puede reducirse dando más liquidez. Las autoridades chinas tienen a mano más herramientas”.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados