Once entidades en el plan de avales para pymes y autónomos

No Comentado

euro

Un total de once entidades bancarias han firmado un convenio de colaboración financiera con el Gobierno vasco, que contempla la aportación de hasta 400 millones de euros en avales para créditos pymes y autónomos. A través de este programa podrían movilizarse hasta 666 millones de euros en préstamos.

La firma del acuerdo se ha celebrado este jueves en la sede de la Presidencia del Gobierno vasco, en Vitoria, después de que el Ejecutivo autonómico diera el visto bueno a esta operación la semana pasada.

El Gobierno vasco concederá avales hasta 400 millones a riesgo compartido (el Ejecutivo asume un 60 por ciento de dicho riesgo y la entidad financiera, el 40 por ciento) a los beneficiarios de la financiación otorgada por las entidades financieras para préstamos y créditos.

La cuantía de los préstamos estará comprendida entre 50.000 y 750.000 euros para pequeñas y medianas empresas, y de entre 10.000 y 100.000 euros para empresarios individuales y profesionales autónomos. El Ejecutivo estima que se podrían movilizar hasta 666 millones de euros en préstamos.

Las entidades que se han sumado a esta iniciativa son Kutxabank, Caixabank, BBVA, Banco Santander, Bankinter, Banco Popular, Banco Sabadell, Bankoa, Cala Laboral, Caja Rural de Navarra e Ipar Kutxa.

Las condiciones financieras de la línea de crédito contemplan un plazo de amortización de tres o cinco años, con uno de carencia opcional de amortización, o de siete años, con dos de carencia opcional de amortización. El tipo de interés el euribor +4 por ciento.

El Gobierno vasco ha precisado que el presente convenio no supone “una traslación, total o parcial, de riesgos desde las entidades financieras a la administración, sino que éstas deberá aportar nueva financiación y nuevas condiciones a los beneficiarios que se acojan al mismo”.

Las condiciones del convenio han sido supervisadas por la Comisión Europea para que respeten las normas comunitarias relativas a las ayudas de Estado. En este sentido, la el Ejecutivo comunitario ha señalado que todas las operaciones que se aprueben sean nuevas, es decir, que no sirvan para recuperar o renegociar créditos anteriores.

El acuerdo con las entidades financieras es una de las herramientas más novedosas dentro del programa extraordinario que se aprobó el pasado mes de marzo y que moviliza hasta 2.180 millones de euros para incentivar la economía y buscar soluciones a los problemas de financiación con que se encuentran las empresas de Euskadi.

En la firma del convenio han participado, por parte del Gobierno vasco, los consejeros de Economía, Carlos Aguirre, e Industria, Bernabé Unda. Este último ha destacado la relevancia de este tipo de programas para combatir el problema de financiación que padecen muchas empresas vascas.

Aguirre ha coincidido en esta opinión, especialmente dada la complicada situación económica que dibujan las previsiones para los próximos meses.

El consejero ha aludido a los datos dados a conocer este pasado miércoles en el último informe de coyuntura económica del Gobierno autonómico, en el que se indica que habrá que esperar al verano de 2013 para registrar la primera tasa de variación interanual positiva en la economía vasca y se mantiene la previsión de una caída del Producto Interior Bruto para este año en un 1,3 por ciento.

En este punto, ha insistido en que los efectos de la crisis de la deuda soberana en algunos países y las políticas basadas exclusivamente en el recorte del déficit “lastrarán la capacidad de crecimiento de la zona euro”.

Ante esta situación, ha mostrado su deseo de que las cifras sobre producción industrial del mes de mayo en Euskadi, que señalan un crecimiento del 1,7 respecto a abril (aunque caen un 7,5 por ciento respecto a mayo de 2011) puedan suponer “un cambio de tendencia”.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter