Deutsche Bank ya cuenta con Samsung Pay

Comment Off

Deutsche Bank ya cuenta con Samsung Pay

Desde esta semana, los clientes de Deutsche Bank podrán realizar sus compras y transacciones de pago a través de sus smarphones o relojes inteligentes de Samsung, según han informado ambas compañías en un comunicado.

La comunidad Samsung Pay cuenta ya con más de dos millones de usuarios en España. Este servicio, que facilita la forma de pago en todo tipo de situaciones, aterrizó en Europa a través del mercado español y cuenta ya con más de 50.000 transacciones diarias.

El 50% de los clientes que tienen un dispositivo de la marca son usuarios de este servicio y casi un 70% de los mismos renueva su smartphone para poder seguir usándolo.

El servicio de pago móvil de Samsung puede utilizarse en cualquier establecimiento con un TPV o lector de tarjetas contactless mediante tecnología NFC. Basta con que los usuarios den de alta su tarjeta de débito o crédito en su dispositivo para que pueda usarse. Una notificación avisa de que el pago se ha realizado.

“Con la incorporación del servicio de pago por móvil Samsung Pay, ampliamos nuestra gama de opciones transaccionales para nuestros clientes, a los que ofrecemos un servicio de asesoramiento personal de alta calidad, complementado con todo tipo de servicios digitales que facilitan su día a día”, ha indicado el director de estrategia digital del banco, Jerónimo Paredes.

De su lado, el vicepresidente corporativo de Samsung España, Celestino García, ha destacado la satisfacción que supone poder integrar a Deutsche Bank a su servicio de pago móvil. “Con esta incorporación estamos cada vez más cerca de nuestro objetivo de ampliar nuestra red de acuerdos”, ha añadido.

La semana anterior, la entidad presentó unos resultados negativos: hasta septiembre, el principal banco privado de Alemania tuvo unas pérdidas de 4.116 millones de euros, frente a un beneficio de 455 millones un año antes. Su cotización en el índice Euro Stoxx está cayendo más de un 6% este miércoles.

El consejero delegado de la entidad, Christian Sewing, subrayó al presentar las cifras que “la transformación está completamente en marcha con progresos tangibles en los costes y reducción de riesgos”. Sin embargo, solo en el tercer trimestre, Deutsche Bank reportó unas pérdidas de 832 millones de euros. Una tendencia negativa que ahonda en las pérdidas que ya obtuvo en el segundo trimestre (3.150 millones).

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados