34.3 C
Madrid
jueves, julio 29, 2021
Inicio Bancos El ERE de CaixaBank tendrá un coste de 1.900 millones

El ERE de CaixaBank tendrá un coste de 1.900 millones

El ERE de CaixaBank tendrá un coste de 1.900 millones

CaixaBank ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que registrará un impacto de aproximadamente 1.900 millones de euros en sus cuentas del segundo trimestre, como consecuencia del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) firmado recientemente con los sindicatos, que supondrá 6.452 salidas voluntarias.

Dicho impacto se contabilizará durante el segundo trimestre de 2021, así como un impacto asociado en capital de aproximadamente 90 puntos básicos en la ratio de CET1 reportada al cierre de marzo.

CaixaBank también ha comunicado que el acuerdo le permitirá obtener un mínimo de 770 millones de euros en sinergias de costes totales, en línea con los objetivos anunciados en la operación.

El banco afirma que estas condiciones son también consistentes con una ratio estimada superior al 12% de CET1 (sin impactos transitorios IFRS9) a 30 de junio de 2021, tanto reportada como pro forma por todos los impactos pendientes regulatorios y relacionados con la fusión con Bankia. Será en la presentación de resultados del segundo trimestre cuando la entidad ofrecerá más detalles.

El procedimiento de ajuste de empleo y oficinas en CaixaBank tras la absorción de Bankia ha requerido más de once semanas de negociaciones desde la primera reunión de la mesa el pasado 13 de abril.

Finalmente se ha pactado la salida de 6.452 empleados del grupo, el 14,5% de la plantilla y 1.839 trabajadores menos que los planteados inicialmente. El 75,9% de las salidas, un total de 4.902, corresponderán a la red comercial y, el resto (1.550), a servicios centrales y estructuras intermedias.

La reducción en el número de afectados se debe, en parte, a la recolocación de 708 trabajadores en empresas filiales del grupo CaixaBank. Las personas que se recoloquen lo harán mediante la fórmula de excedencia especial de grupo y tendrán opción de volver al banco, si así lo desean, transcurrido un plazo de cinco años.

Todas las salidas serán 100% voluntarias, como exigían los representantes laborales. Para ello, CaixaBank establece un protocolo de adscripción con diversas fases de adhesión voluntaria, así como medidas de movilidad funcional para lograr completar los cupos de excedente fijados por provincias, en el caso de la red comercial, y según áreas funcionales, en el caso de los servicios corporativos, aplicando voluntariedad, medidas de movilidad geográfica y medidas de movilidad funcional.

Si tras aplicar el protocolo quedan posiciones pendientes de resolver, una comisión interna de seguimiento estudiará, caso por caso, qué medidas de flexibilidad interna pueden aplicarse.

El límite máximo de adhesiones al colectivo de 52 y 53 años es de 750 empleados, al tiempo que se ha fijado un máximo de 1.750 adhesiones para las personas de 54 y 55 años.

CaixaBank ha asegurado que pondrá en marcha un plan de recolocación para que la gente que abandone la entidad encuentre un nuevo empleo en el periodo más corto posible.

Últimas Noticias

- Advertisement -

Contenido Relacionado

- Advertisement -