CaixaBank y Banco de Valencia aprueban la fusión

No Comentado

 CaixaBank y Banco de Valencia aprueban la fusión

CaixaBank y Banco de Valencia han aprobado su fusión mediante un proceso de absorción, según ha informado el banco catalán a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La fusión, que estará sujeta a la autorización del Ministerio de Economía y Competitividad, se realizará mediante un canje de una acción de CaixaBank por cada 479 títulos de Banco de Valencia, estando previsto que la entidad presidida por Isidro Fainé atienda el canje con acciones mantenidas en autocartera y, por tanto, sin aumento de su capital social.

“La ecuación de canje acordada ha tenido en cuenta el valor real de los patrimonios de las dos entidades y es equitativa para los accionistas minoritarios de Banco de Valencia”, asegura la entidad en un comunicado.

A solicitud del consejo de administración de Banco de Valencia, Rothschild ha emitido una opinión (‘fairness opinión”) manifestando que el tipo de canje establecido es razonable desde un punto de vista financiero, para los accionistas de la entidad distintos de CaixaBank.

El pasado mes de marzo, CaixaBank ya informó de que estaba estudiando realizar una fusión por absorción de Banco de Valencia “durante este ejercicio” y que examinaría su ecuación de canje.

CaixaBank se adjudicó a finales de 2012 la nacionalizada Banco de Valencia por un euro, y entonces la entidad catalana esperaba que la adquisición tuviese un impacto positivo en su beneficio por acción desde el primer año, y con esta compra, sumaría un total de 365.000 millones de activos y 6.987 oficinas, datos que incluyen también a Banca Cívica.

Así, destaca que esta integración tiene como objetivo “generar las sinergias y economías de escala apropiadas para lograr una adecuada rentabilidad del negocio dentro del actual contexto de reestructuración del sector financiero español y de fuertes exigencias de provisiones que impactan en la rentabilidad del negocio bancario”.

Por otra parte, Caixabank ha acordado ejecutar una ampliación de capital liberado por 83,04 millones de euros, mediante la emisión de 83,04 millones de acciones de un euro de valor nominal cada una, como parte del programa de dividendo flexible para sus accionistas.

En concreto, el 92,48% de los titulares de los derechos de asignación gratuita han optado por recibir acciones de nueva emisión de la entidad, mientras que el 7,52% restante han aceptado el compromiso de compra de los derechos asumido por Caixabank.

En consecuencia, la entidad financiera ha adquirido 337,58 millones de derechos por un importe bruto total de 20,25 millones de euros.

Por otro lado, también ha aprobado realizar una oferta comercial exclusiva para los casi 4.000 clientes tenedores de bonos subordinados, afectados por las quitas del 85% aplicadas por el FROB como consecuencia del “burden-sharing”.

Según esta oferta, CaixaBank comprará, por el importe nominal de los títulos tras la quita (450 euros), los bonos subordinados necesariamente convertibles en acciones de Banco de Valencia a los tenedores de estos títulos a fecha 4 de abril de 2013. Con este dinero, se constituirá un depósito a plazo con una retribución del 1,25% TAE.

Posteriormente, CaixaBank realizará aportaciones periódicas de capital a este depósito para que, al vencimiento del mismo, en diciembre de 2014, los titulares de estos bonos recuperen el 100% del nominal de su inversión (3.000 euros por bono) cuando compraron los bonos de la tercera emisión de obligaciones subordinadas de Banco de Valencia.

La entidad destaca que esta fusión consolida el liderazgo de CaixaBank en el mercado español, con unos activos agregados de 370.000 millones de euros, más de 13 millones de clientes y una cuota de mercado en España en depósitos del 14,4% y del 14,7% en crédito a la clientela, con datos de diciembre de 2012.

En el mercado financiero de Levante y Murcia, donde CaixaBank está presente desde hace más de 30 años, el volumen de negocio se situará en alrededor de 46.200 millones de euros con casi 1,2 millones de clientes activos.

La entidad bancaria catalana asume con está absorción los derechos y obligaciones de Banco de Valencia, y ha señalado que en varias ocasiones ha afirmado su “firme compromiso con el territorio y su disposición a mantener un diálogo abierto con la sociedad valenciana, para encontrar entre todos el mejor camino para esta nueva oportunidad de futuro, en línea con la actitud que siempre ha caracterizado a la entidad en todos los territorios en que está presente”.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)