Funcas prevé la primera tasa negativa de la afiliación desde 2012

Comment Off

Funcas prevé la primera tasa negativa de la afiliación desde 2012

Funcas espera que en el tercer trimestre se dé un descenso intertrimestral de la afiliación de 3.000 personas, lo que “supondría la primera tasa negativa para este trimestre desde 2012”, según ha afirmado en un comunicado tras conocerse los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social del mes de agosto.

De cara a septiembre, Funcas prevé que haya un ascenso, sin tener en cuenta a los cuidadores, de 7.000 en términos brutos, equivalente a 27.000 en términos desestacionalizados.

Corrigiendo la estacionalidad, espera que se produzca un incremento sobre el trimestre anterior de 76.000, “el más bajo desde el inicio de la recuperación”.

Sobre el dato de agosto, ha afirmado que se mantiene la tendencia a la ralentización que se observa desde el inicio de este año, “en línea con la evolución de la economía”.

Así, ha señalado que el número de afiliados a la Seguridad Social se redujo en casi 213.000 personas en agosto, “superior al descenso medio registrado en los meses de agosto desde el inicio de la recuperación”.

Sin embargo, ha apuntado que el resultado fue “ligeramente mejor de lo previsto, especialmente tras el mal resultado de julio”. Teniendo en cuenta el tipo de contrato, Funcas ha destacado la desaceleración en los afiliados indefinidos, mientras que los temporales aceleraron su crecimiento.

El desembolso mensual de la Seguridad Social para abonar las pen­siones contributivas no deja de aumentar, y de marcar un nuevo récord. Este mes de agosto, el primero en el que la actualización por etapas de las prestaciones el año pasado no distorsiona estadísticamente las cuentas del sistema público de protección, el coste alcanzó los 9.681 millones de euros, un 5% más que doce meses atrás. La aceleración del gasto de la Seguridad Social en pensiones supera al del 2018, que ya en su día fue el ritmo más alto desde el inicio de la década.

Crece la presión sobre el gasto del sistema al volver a tomar el IPC como referencia para la revalorización anual, el incremento del volumen de prestaciones (1,2% más en el último año) y la entrada en el sistema de trabajadores con carreras más sólidas de cotización, en comparación con las pensiones generalmente más bajas de los jubilados fallecidos.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados