Unicaja confía en poder repartir dividendos

Comment Off

Unicaja confía en poder repartir dividendos

Unicaja espera que el Banco Central Europeo (BCE) le permitirá repartir dividendos en caso de que aplique su recomendación sobre la remuneración al accionista en función de la situación individual de las entidades, gracias a su “fuerte” posición de solvencia.

Así lo ha indicado el director financiero de Unicaja, Pablo González Martín, en la reunión con analistas que ha tenido lugar esta mañana con motivo de la presentación de los resultados correspondientes al primer semestre del ejercicio.

El banco andaluz entiende que esta medida ha sido adoptada exclusivamente por la situación excepcional generada a raíz de la crisis del coronavirus y confía en que el BCE levante el veto de forma discriminatoria en su próxima reunión para abordar el tema que tendrá lugar en diciembre, cuando se espera una mayor claridad de las perspectivas macroeconómicas.

González Martín ha destacado la fuerte posición de solvencia y capital de Unicaja, con una ratio CET1 del 15,8% y de capital total del 17,3%, entre las más elevadas del sector, por lo que espera poder distribuir parte de las ganancias en efectivo entre sus accionistas “lo antes posible”.

El director financiero de Unicaja también ha añadido que el banco ha contabilizado 27 millones de euros a efectos de solvencia –no contablemente– de los 61 millones de euros generados de resultado. El resto no se ha reconocido como parte de su política de dividendos a futuro, que contempla al menos un 50% de pay-out durante el próximo trienio.

En cuanto a un hipotético proceso de consolidación, el directivo ha reiterado que el banco sigue abierto a analizar cualquier opción que sea positiva e interesante para sus accionistas, en línea con las afirmaciones realizadas en presentaciones pasadas.

El Grupo Unicaja Banco informó que obtuvo un beneficio neto de 61 millones de euros al cierre del primer semestre de 2020, tras efectuar una dotación extraordinaria de 103 millones con el objeto de afrontar, con elevadas provisiones, posibles impactos futuros derivados de la pandemia del coronavirus que causa el Covid-19.

Excluida esta dotación extraordinaria, el resultado del primer semestre habría ascendido a 133 millones de euros, con un aumento del 14,8% respecto al mismo período del ejercicio 2019, y supondría una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) del 6,8%, según ha informado la entidad en un comunicado este lunes.

Desde la compañía destacan que las principales claves de Unicaja Banco en el primer semestre han sido “la capacidad de generación de resultados, que permite mitigar los impactos del Covid-19, el crecimiento de la actividad, la reducción continuada de los gastos de explotación y de los activos no productivos, así como los altos niveles de solvencia y liquidez, y el refuerzo de las ratios de capital, que confirman la fortaleza de Unicaja Banco para seguir haciendo frente a la situación actual, y seguir apoyando a sus clientes en el mencionado contexto de dificultad”.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados