Unicaja prevé lanzar plan estratégico a tres años

Comment Off

Unicaja prevé lanzar plan estratégico a tres años

Unicaja ha informado que trabaja para lanzar un nuevo plan estratégico a tres años el próximo mes de enero, según fuentes financieras. Para esto, la entidad ha contratado a la consultora Oliver Wyman como asesor para definir las líneas estratégicas entre 2020 y 2022.

El equipo directivo de Unicaja está inmerso ahora en la denominada fase DaFo. Es decir, analiza junto a Oliver Wyman la situación de la entidad en base a cuatro pilares: debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Esta primera etapa se prolongará a lo largo de julio.

Unicaja tiene previsto celebrar una convención de directivos en septiembre; después el objetivo pasa por definir los ejes estratégicos hasta 2022. Más tarde, aproximadamente en el mes de noviembre, comunicará al mercado el nuevo plan de negocio y lo activará en enero.

El banco anunció el cambio de consejero delegado para dar un impulso al negocio. Ángel Rodríguez de Gracia ha tomado el relevo de Enrique Sánchez del Villar.

Unicaja ha dejado atrás una etapa centrada en lo corporativo, como suelen definir desde la entidad, tras debutar en Bolsa en el verano de 2017 y una vez que ha culminado la integración de España Duero. Ahora, con Rodríguez de Gracia quiere abrir un nuevo periodo para retomar la actividad comercial, muy penalizada por el actual entorno de tipos ultrabajos previstos para largo tiempo. El margen de interés, que mide el negocio puro bancario, cayó un 4,8% hasta marzo.

La idea de la cúpula de Unicaja pasa por potenciar los ingresos recurrentes como entidad en solitario (aprovechando la cercanía y el conocimiento de su clientela) y ahorrar costes como palancas para mejorar la rentabilidad. La entidad cerró el primer trimestre del año, los últimos datos auditados, con una rentabilidad sobre fondos propios (ROE) del 6,6%, lejos del mínimo exigido por los inversores para cubrir el coste del capital.

En el lado de los costes, Unicaja reducirá su plantilla en 1.000 empleados, de los que 750 trabajadores serán del banco y el resto de las participadas del grupo. Es decir, adelgazará en un 11% la actual plantilla del banco.

La entidad hará este ajuste vía prejubilaciones y sin recurrir a un expediente de regulación de empleo (ERE). Para ello, ha dotado 184 millones para sufragar el coste de las salidas.

El plan se pondrá en marcha escalonadamente: en 2020 abandonarán Unicaja los empleados de 57 años, en 2021 los de 56 y en 2022 los de 55, respectivamente.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados