BBVA: “Tenemos una oportunidad única de repensar y rediseñar nuestras formas de trabajar”

Comment Off

BBVA: “Tenemos una oportunidad única de repensar y rediseñar nuestras formas de trabajar”

Ricardo Forcano, el responsable global de Ingeniería y Organización en BBVA, ha explicado cómo la situación actual puede servir de impulso para rediseñar las formas de trabajar en las organizaciones, y ha señalado que BBVA se está apoyando en la inteligencia colectiva y el uso de los datos para hacer frente a la crisis actual.

“Tenemos ahora una oportunidad única de repensar y rediseñar nuestras formas de trabajar. No solo las formas de trabajar, sino la gestión del talento en general: cómo podemos atraer y retener talento, y cómo podemos concebir el talento de forma más descentralizada, no anclado a determinadas ubicaciones físicas”, enfatizó durante el encuentro digital ‘Innovación y cultura para el crecimiento de las organizaciones’, organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD).

En el encuentro se ha abordado cómo la crisis del coronavirus está afectando a la capacidad de innovación de las empresas.

Forcano ha destacado además las claves que están guiando el proceso de transformación de BBVA para convertirse en una “organización inteligente” –capaz de anticiparse, reaccionar y adaptarse a los cambios que tienen lugar en la sociedad– y cómo esta apuesta está sirviendo para hacer frente a los retos planteados por la crisis del COVID-19.

En este sentido, el responsable de BBVA ha abordado los tres conceptos en torno a los que se articula una organización inteligente, que pasa de contar con una inteligencia individual a una colectiva gracias a las nuevas formas de trabajo; y por dar también el salto a una inteligencia aumentada basada en el uso de datos.

“Logramos alinear a decenas de miles de personas en torno a un propósito común y eso ha demostrado cómo, cuando tienes esa base, cuando realmente eres capaz de alinear en torno a una misma visión y propósito a miles de personas, te permite dejar mucho espacio para que los equipos sean muy autónomos en encontrar soluciones y tomar decisiones, que era lo que necesitábamos en ese momento para actuar con agilidad”, ha explicado.

El segundo salto para llegar a la “organización inteligente”, según Forcano, implica evolucionar de la “inteligencia natural” a la “inteligencia aumentada” gracias al uso de técnicas de analítica avanzada que se ponen a disposición de los equipos para aumentar sus capacidades y que puedan tomar mejores decisiones basadas en datos. En este sentido, el responsable ha explicado que se trata de un pilar clave que está siendo esencial para definir el plan de retorno del banco tras el confinamiento. “Nuestro enfoque ha sido precisamente hacerlo desde los datos y la analítica, en lugar de predefinir cada una de las fases, qué porcentaje de personas van a volver, en qué fecha, etc.”. Frente a esto, el banco está apostando por emplear las capacidades de analítica para “entender la situación y tomar decisiones de forma dinámica”. Para ello se han creado una serie de equipos ‘scrum’ de datos cuyo trabajo está facilitando la apertura de la red de oficinas en España.

De esta forma, según ha explicado, en BBVA se realiza una monitorización diaria del nivel de actividad comercial en el entorno de cada oficina, en los cajeros y en los puntos de venta; así como de los niveles de actividad dentro de las oficinas, en las cajas y las filas de clientes.

Finalmente, Forcano mencionó que el tercer eje que permite terminar de articular la estrategia para contar con una organización inteligente consiste en crear una cultura del “aprendizaje continuo”. Esto es posible gracias a iniciativas de formación que permiten incentivar que los empleados actualicen continuamente sus conocimientos y compartan este aprendizaje con el resto de empleados dentro de la organización, como son el sistema B-Token, o el programa ‘Ninja’ de talento digital.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados