Brasil inicia el desmantelamiento de su banca pública

No Comentado

Brasil inicia el desmantelamiento de su banca pública

Banco do Brasil y Caixa Económica Federal, los representantes de la banca pública brasileña, han iniciado un proceso de desmantelamiento que incluye cierre de oficinas y reducción de personal.

El Banco do Brasil que es la mayor institución financiera del país, anunció esta semana un plan de despidos voluntarios con la intención de jubilar anticipadamente a 18.000 de sus 109.159 trabajadores y sus perspectivas más optimistas es que se acogerán a él algo más de la mitad.

A través de un comunicado, el banco informó además que prevé el cierre de 402 oficinas, la transformación de otras 379 en puestos de atención automática y la eliminación de 31 superintendencias en diversos municipios.

Por otro lado, fuentes de la Caixa Económica Federal confirmaron que la entidad estudia un proyecto similar, a menor escala, que podría afectar a 11.000 trabajadores, y el cierre de al menos 100 oficinas, aunque hasta finales de año no se pronunciarán oficialmente.

Estos ajustes poco tienen que ver con la profunda crisis económica que atraviesa el país, pues Banco do Brasil obtuvo un beneficio neto de 3.645 millones de dólares (5.989 millones de euros) en 2015, un 28 % sobre el año anterior, mientras que las ganancias de Caixa Económica Federal crecieron un 0,9 % hasta los 1.895 millones de dólares (1.789 millones de euros).

El número de agencias de Banco do Brasil creció hasta hace dos años, cuando comenzó a descender hasta sumar en el cierre de 2015 un total de 5.429, un número aun así muy por encima de la competencia.

El Itaú-Unibanco, el privado más importante de Brasil, tiene 3.788 y la Caixa Económica Federal acumula 3.404, según datos de la Federación Brasileñas de Bancos (Febraban).

El profesor Fernando Meirelles, especialista del sector bancario de la Fundación Getulio Vargas señala que el Banco do Brasil tiene “hoy un papel muy poco social, es un banco normal”, y además “ya no es el único que realiza financiamiento agrícola”.

Adicionalmente, el fenómeno de la digitalización sigue creciendo porque a pesar de que “aumenta el número de clientes y de transacciones”, disminuyen las operaciones en las oficinas.

El presidente de Banco do Brasil, Paulo Caffarelli, explicó recientemente que el porcentaje de operaciones realizadas por Internet o dispositivos móviles subió desde el 59,3 % del total de transacciones bancarias en septiembre de 2015 hasta el 67,2 % en septiembre de este año.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)