Novagalicia avisa que sus cuentas pueden empeorar

No Comentado

Novagalicia

Novagalicia Banco, entidad presidida por Jose María Castellano, cerró el primer semestre del año con unas pérdidas netas de 1.408 millones de euros, tras realizar un saneamiento récord de casi 1.700 millones de euros como consecuencia de reclasificaciones de crédito y cobertura de morosos, principalmente.

Pero esas cifras pueden empeorar por los créditos que tiene en su cartera el Banco Gallego, una entidad de la que es primer accionista (tiene un 49,9 % de la sociedad, herencia de Caixanova), y que ha perdido 18 millones de euros en lo que va de año (24 antes de impuestos).

Según explica Novagalicia en su documentación remitida a la CNMV, al cierre del semestre el Gallego estaba inmerso en un proceso de «revisión de la inversión crediticia, en lo que se refiere a su clasificación, cobertura específica y revisión por CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas)». Además, también está en proceso de revisión de la cartera de participadas (tiene una fuerte presencia en el sector eólico y en el inmobiliario).

Por todo ello, Nova Caixa Galicia (NCG) advierte de que la revisión de toda esa cartera de créditos y participadas «puede poner de manifiesto la necesidad de constituir fondos específicos en cuantía importante o significativa, frente a los registrados en los presentes estados financieros [los presentados el viernes ante la CNMV], afectando, en ese caso, a las necesidades de saneamiento».

La exposición inmobiliaria del Banco Gallego es, a cierre de semestre, de 796 millones de euros, 20 millones menos que al cierre del 2011. Sigue siendo el 23 % del total del crédito, una cifra similar a la que todavía tiene NCG Banco, pese a que este se encuentra en una fase de reducción de su balance vinculado al ladrillo. Además, el volumen de activos adjudicados (pisos, suelo, edificios…) por créditos fallidos se ha incrementado un 13 % en apenas seis meses.

En el documento remitido por el Gallego el día 31 a la CNMV explicando sus cuentas semestrales, la entidad recuerda que está en estudio la integración de este banco dentro del grupo NCG, a través de una ampliación de capital, con la consolidación del negocio, sin descartar la venta de oficinas o la colocación del banco a un tercero. Los sindicatos temen que cualquiera de esas soluciones suponga la destrucción de decenas de puestos.

El banco cuenta en la actualidad con 760 empleados, 120 menos que hace un año tras la aplicación de un ERE pactado con los representantes de los trabajadores.

El Banco Gallego es una de las participadas que le dan pérdidas a NCG, aunque lejos de la que más quebranto provoca: Sacyr. Por su 8 % en la constructora perdió hasta junio 64 millones.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)