El Gobierno prepara la nacionalización de BMN

No Comentado

bmn

Fuentes cercanas al Banco de España han informado de que BMN, nacido de la unión de Caja Murcia, Caixa Penedés, Sa Nostra y Caja Granada, tendrá difícil la tarea de lograr los objetivos prefijados en las dos reformas impulsadas por el Ministerio de Economía, por lo que el Gobierno ya está preparando su nacionalización, que se podría producir después del verano, muy posiblemente a partir del mes de septiembre.

El sábado terminó el plazo para que las entidades presentaran sus proyectos de fusión al Banco de España, con el objetivo de poder hacer frente a los requerimientos de saneamiento exigidos.

La entidad, que necesita 1.062 millones de euros para cubrir los dos decretos según sus cálculos, se ha quedado descolgada tras la fusión de Ibercaja con Liberbank y tras la cancelación de la subasta de Banco de Valencia. El rescate europeo a la banca y el no haber conseguido encontrar socio, eleva el nivel de dificultad del grupo para poder sobrevivir en solitario.

Ya en el primer plan de saneamiento, el presentado al Banco de España para cumplir con los requerimientos del primer decreto de De Guindos, la entidad obtuvo un aprobado raspado. Según aseguran fuentes próximas al grupo financiero, el supervisor dio luz verde al plan, pero impuso a la entidad que antes del 30 de septiembre debía aclarar algunos de los aspectos en el que basaba el cumplimiento de los saneamientos y capital requerido y, en el caso de que se observaran desviaciones, el Banco de España advertía que le podría imponer la toma de medidas adicionales.

Los últimos movimientos en el sector complicaron su futuro. El grupo formado por las cajas de Murcia, Penedés, Granada y Sa Nostra ha intentado cerrar un acuerdo de integración con Unicaja y con el Popular, pero han mostrado cautela ante los acontecimientos, con la valoración de las consultoras al conjunto del sistema, los cambios de regulación y el rescate europeo.

El plan presentado el pasado 11 de junio al supervisor contenía medidas para afrontar en solitario los requerimientos, como la optimización de los activos en riesgo, la generación interna de capital o la emisión de títulos para mejorar la solvencia, apostando por una continuidad en solitario como principal opción. Según explicó en un comunicado a la CNMV, tras el impacto de la segunda reforma financiera su ratio de capital se situaría a 0,54 por ciento del exigido por la ley, que es del 8 por ciento.

En el proyecto también se contempla una mejora de los ingresos recurrentes para hacer frente a las provisiones contra pérdidas. Sin embargo, las previsiones realizadas en el primer plan de saneamiento, y aprobado con condiciones por el Banco de España a mediados de abril, no concuerdan con los datos que el grupo BMN está cosechando en el arranque del año.

En el escrito presentado al supervisor el banco preveía que el margen de intereses iba a crecer en un 20 por ciento durante 2012. El margen de explotación, por su parte, alcanzaría al final de ejercicio un cifra próxima a los 110 millones de euros, mientras el beneficio antes de impuestos se situaría en 80 millones de euros.

Según comunicó la entidad a la CNMV, en el primer trimestre del año el margen de intereses mejoró, pero sólo en un 6,38%, muy alejado de su previsión. Además, en este trimestre las entidades contabilizan en este margen el beneficio obtenido por el carry trade (compra de deuda pública con los recursos obtenidos en la subasta extraordinaria del BCE), unos ingresos que no son recurrentes.

Además, la entidad reconoce que el margen de explotación arroja un resultado negativo de 22,2 millones de euros, un resultado que atribuye a unas mayores provisiones y a las pérdidas por deterioro de activos. Sólo los resultados extraordinarios, y no su actividad bancaria, le libran de las pérdidas. “Gracias a los resultados extraordinarios obtenidos por el grupo por el periodo el resultado antes de impuestos se sitúa en 16,8 millones”.

En definitiva, para cumplir con sus propias previsiones y cumplir con los cálculos transmitidos al Banco de España en lo que resta del año, el margen de intereses debería crecer por encima del 20%, mientras que su margen de explotación conseguir 133 millones de euros, unos 14 millones más de lo obtenido en 2011.

Estas desviaciones hacen temer al Banco de España, según las fuentes consultadas, que BMN correrá la misma suerte que otras entidades donde el FROB acabó desembarcando con un control mayoritario en su capital.

Tan sólo la aparición de un comprador podría desviar a BMN de la nacionalización. Ahora bien, la puesta en marcha del rescate europeo en los próximos meses resta posibilidades a esta opción.

 

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

El Tesoro Público logra captar 3.080 millones noticiasbancarias.com/economi…

Hace alrededor de 2 horas del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress