Ana Botín (Banco Santander): “Brasil, México y España mantienen las tendencias positivas de los últimos trimestres”

Comment Off

Ana Botín (Banco Santander): “Brasil, México y España mantienen las tendencias positivas de los últimos trimestres”

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, destacó que la presencia equilibrada de la entidad en mercados maduros y emergentes sigue siendo una de las principales fortalezas. En los nueve primeros meses del año, América contribuyó el 48% al resultado del Grupo y Europa, el 52%.

En concreto, Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido en los nueve primeros meses del año de 5.742 millones de euros, un 13% más que en el mismo periodo del año anterior (un 28% más en euros constantes).

Según precisó el Santander, la perspectiva económica sigue siendo positiva en sus principales mercados y esperan que el Grupo se beneficie a medio plazo de un mejor entorno de tipos de interés y de la recuperación en Latinoamérica.

Al respecto, Ana Botín señaló que “Brasil, México y España mantienen las tendencias positivas de los últimos trimestres, y el Reino Unido muestra una mejoría en los datos inter trimestrales en un entorno que continúa siendo complicado”.

“Hacia adelante, nuestra posición de liderazgo en Europa y América, con 142 millones de clientes, nos permite tener gran potencial de crecimiento orgánico, rentable y de manera responsable. A principios de 2019, y en línea con nuestra actual estrategia, anunciaremos nuestro nuevo plan a medio plazo”, agregó Ana Botín.

Comportamiento de los mercados

Banco Santander informó que Brasil fue el país que más aportó a los resultados, con el 26%, seguido de España, con el 17%, y Reino Unido, con el 14% del total del beneficio ordinario.

En este sentido, en Brasil, el beneficio atribuido aumentó un 2%, hasta los 1.942 millones de euros (+24% en euros constantes) gracias a que la prioridad en la experiencia y la satisfacción del cliente permitió al banco atraer un millón de clientes vinculados adicionales en el último año. El crédito y los recursos de clientes aumentaron un 13% y un 17% en euros constantes, respectivamente, durante el mismo periodo.

En España, el beneficio atribuido aumentó un 27%, hasta 1.026 millones de euros. La integración de Banco Popular ha venido acompañada de un crecimiento en los ingresos de clientes (+19%) y una mejora de la eficiencia.

En Reino Unido, el beneficio atribuido cayó un 10%, hasta 1.077 millones de euros (-9% en euros constantes), al continuar con inversiones en proyectos estratégicos de transformación digital y regulatorios. En comparación con el segundo trimestre, las tendencias fueron favorables, con un crecimiento del beneficio ordinario del 5% intertrimestral en euros contantes gracias al crecimiento en el margen de intereses, el buen control de costes y las menores dotaciones por insolvencias.

Santander Consumer Finance (SCF) aumentó su beneficio atribuido un 17% en los primeros nueve meses de 2018, hasta los 1.000 millones de euros (+18% en euros constantes), con un incremento de nueva producción de crédito en la mayoría de las geografías.

Por su parte, Banco Santander indicó que en su filial en México, el beneficio atribuido aumentó un 4%, hasta 554 millones de euros (+13% en euros constantes). En Chile, el beneficio atribuido aumentó un 5%, hasta 461 millones de euros (+8% en euros constantes).

En Estados Unidos, el beneficio atribuido aumentó un 36%, hasta 460 millones de euros (+47% en euros constantes). Los créditos subieron por segundo trimestre consecutivo (+3% en euros constantes).

En Portugal, el beneficio atribuido aumentó un 15%, hasta 364 millones de euros, impulsado por nuevas mejoras en la eficiencia y un menor coste de crédito. La integración de Popular concluyó en octubre. A su vez, en Polonia, el beneficio atribuido aumentó un 8%, hasta 236 millones de euros (+8% en euros constantes), gracias al crecimiento del crédito en todos los productos y segmentos clave, mientras que la calidad crediticia se mantuvo sólida.

Finalmente, en cuanto al caso de Argentina, que representa en torno al 1% del beneficio atribuido del Grupo, desde septiembre ha pasado a considerarse una economía de alta inflación, de manera que, de acuerdo con la normativa internacional de contabilidad, los resultados y el balance tienen que ajustarse. Esto tiene un impacto negativo en la cuenta de resultados de 169 millones de euros entre enero y septiembre de 2018 y un impacto positivo inicial en el capital del Grupo de dos puntos básicos como resultado de la reevaluación de los activos.

Banco Santander puntualizó que, de esta forma, el beneficio atribuido en los nueve primeros meses del año cayó un 75%, hasta 67 millones de euros (-38% en euros constantes). El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional permite a Argentina cumplir con sus obligaciones financieras de 2018 y 2019, mientras que el ajuste de la divisa debería generar más estabilidad en los tipos de cambio en el futuro.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados