Moody’s eleva el rating a largo plazo de Abanca

Comment Off

Moody's eleva el rating a largo plazo de Abanca

Moody’s ha elevado el rating a largo plazo de Abanca desde ‘Ba2’ a ‘Ba1’, mientras que mantiene la perspectiva en ‘positiva’, lo que implica la posibilidad de una nueva mejora en los próximos 12 meses.

Con esta revisión, derivada de la mejora del perfil financiero por el incremento de la calidad de sus activos, Abanca se sitúa a un solo escalón del grado de inversión.

Desde finales de 2013, Abanca ha reducido significativamente el volumen de préstamos dudosos (NPL, por sus siglas en inglés), con una disminución acumulada del 80%, unos 4.000 millones de euros.

Moody’s ha reconocido que la mejora del riesgo de activos fue más significativa durante el periodo de recuperación de la crisis, si bien desde 2017 ha logrado reducir su tasa de mora hasta el 3,2%.

La agencia de calificación también ha indicado que espera que esta situación de optimismo se mantenga respaldada ante el comportamiento positivo que experimenta la economía española.

Abanca ha destacado en un comunicado que desde el año pasado ha recibido catorce acciones de carácter positivo de las cuatro agencias que califican a la entidad.

Actualmente, el banco gallego se coloca en grado de inversión para Fitch y DBRS y se sitúa a un escalón del mismo según la valoración que realizan Standard & Poor’s y Moody’s.

Días atrás, Abanca salió al mercado con una emisión de deuda subordinada por importe de 300 millones de euros. La operación, destinada a contrapartidas elegibles e inversores profesionales, ha tenido muy buena acogida, según informa Abanca. La demanda final que ha superado los 1.000 millones de euros, más de tres veces la cifra ofrecida.

Entre los aspectos más relevantes de la emisión destaca la calidad de la base inversora, demostrada tanto por el número de órdenes como por el hecho de que casi la mitad de los inversores han participado por primera vez en una emisión de la entidad.

Con esta emisión, Abanca continúa reforzando su estructura de capital, completando las necesidades de la categoría de deuda subordinada TIER 2.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados