BBVA Research: las pensiones bajarían un 0,73% sin la subida mínima del 0,25%

No Comentado

 BBVA Research: las pensiones bajarían un 0,73% sin la subida mínima del 0,25%

Según un estudio de BBVA Research, la aplicación del índice de revalorización de las pensiones, implementado en la reciente reforma del Gobierno, habría ocasionado una bajada de las mismas del 0,73%, de no tenerse en cuenta la subida mínima del 0,25%.

El Gobierno ha elaborado los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año con una revalorización de las pensiones del 0,25%, el mínimo establecido en la reforma laboral para evitar toda pérdida nominal de estas prestaciones aún en los peores momentos económicos.

El economista jefe de Economías Desarrolladas del BBVA Research, Rafael Domenech, ha presentado el estudio en el marco de la III Jornada Institucional de Pensiones BBVA, en la que ha querido dejar claro así que la reforma del sistema, en tramitación en el Congreso de los Diputados, garantiza un horizonte de crecimiento, aunque sea “más moderado”, de las pensiones.

Asimismo, Domenech, que también integrara el grupo de expertos que elaboró el informe inicial de la reforma, ha explicado que las pensiones crecerán en lo sucesivo en función del ciclo económico. Según ha recordado, en la fórmula del índice de revalorización entra en juego el IPC, las variables económicas, la tasa de reemplazo de las pensiones y la evolución del número de pensionistas.

De este modo, siempre que el crecimiento económico compense el aumento del número de pensionistas y la tasa de reemplazo, elementos estos que suponen por sí mismos un gasto creciente y sostenido para el sistema, el índice de revalorización podrá acompasarse “punto a punto” a la variable restante, el IPC.

Cuando el ciclo económico incluso permita ingresos superiores al coste que suponen esas constantes, la revalorización incluso podrá superar el IPC, hasta el 0,25%. Y en casos en que el ciclo sea bajista, operaría el tope marcado en la reforma y además, según la evolución previsible de la economía, no se producirán altas tasas de inflación.

Más aún, Domenech ha señalado que en escenarios en los que sea preciso subir las pensiones sólo un 0,25%, “el menor problema de la economía serán las pensiones”. A partir de esta explicación, el economista de BBVA Research ha recordado que en 2014 existe un elemento añadido que es la necesidad de corregir el déficit estructural del sistema. Ha concretado en este punto que los gastos actuales en pensiones supondrán en 2013 un 13% más que los ingresos, si bien sólo un tercio de ese desajuste es estructural.

En esta circunstancia, ha dicho, el coste podría cargar sobre los cotizantes, a razón de 720 euros por persona, o sobre los pensionistas, lo que supondría poner más de 1.300 euros por cada uno de ellos. Ello llevaría a una caída de las pensiones que, sin embargo, se verán revalorizadas en un 0,25%.

Por otro lado, Domenech ha recordado que hasta 2050 se prevé que el número de pensionistas pase de 9 a 15 millones de personas, lo que hace difícil que la pensión media gane poder adquisitivo sobre el salario medio (tasa de sustitución), puesto que para ello deben subir los ingresos del sistema por encima de los gastos. Y es que, como ha señalado, no es posible a priori aumentar el número de cotizantes hasta los 27 millones que harían falta para compensar el incremento del número de pensionistas.

Para solucionar la situación, el economista jefe del BBVA Research señala tres posibles vías, no excluyentes entre sí: la primera consiste en el incremento de los complementos a las pensiones mediante planes privados; la segunda se basaría en utilizar más recursos públicos, que procederían de otras partidas o se obtendrían mediante nuevos impuestos; y la tercera pasaría por realizar reformas estructurales dirigidas a reducir el paro y aumentar la cifra de cotizantes.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)