Banco Santander Brasil, Bradesco e Itaú participan en una línea de crédito de emergencia para costear las nóminas de pymes

Comment Off

Banco Santander Brasil, Bradesco e Itaú participan en una línea de crédito de emergencia para costear las nóminas de pymes

La filial de Banco Santander en Brasil se ha unido a otros bancos del país para adherirse al fondo de emergencia que busca financiar las nóminas de aquellas empresas clientes de cada banco con una facturación anual de hasta 10 millones de reales brasileños.

Se trata de otra acción conjunta de Bradesco, Itaú y Banco Santander destinada a mitigar el impacto de la pandemia del COVID-19 en la sociedad brasileña, cuyo objetivo es garantizar la supervivencia de los pequeños negocios y, en consecuencia, preservar puestos de trabajo en un segmento considerado el principal creador de empleo de la economía.

Al respecto, Sergio Rial, presidente de Santander Brasil, aseguró que “esta estructura de financiación es un buen ejemplo de la importancia de que el estado brasileño trabaje con el sector privado. Haremos que el capital de trabajo llegue a las pequeñas empresas con el único propósito de mantener los empleos, de manera que se mantenga una actividad económica viable y se logre una recuperación del crecimiento lo más pronto posible. Queda demostrado, una vez más, el compromiso de los tres grandes bancos privados de ser parte activa en el desarrollo de soluciones pragmáticas y de implementación rápida para la sociedad”.

Esta línea, que financiará dos meses de nóminas, recibirá el 85 % de su financiación del Tesoro Nacional. Dichos recursos se depositarán en un fondo administrado por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), mientras que el 15 % restante provendrá de los propios bancos, que serán responsables de la transferencia de los fondos a sus clientes. Los titulares dispondrán de un período de carencia de seis meses y un pago fraccionado en hasta 36 meses, con un tipo de interés equivalente al CDI, es decir, sin cobro de spread. Las empresas que soliciten esos recursos serán sometidas a un análisis de crédito por parte de las instituciones financieras.

De acuerdo con las estimaciones del gobierno federal de Brasil, será necesario asignar 40 000 millones de reales brasileños a la financiación de las nóminas de esas empresas.

Esta misma semana, Bradesco, Itaú y Banco Santander anunciaron que asumirán la importación de 5 millones de kits de diagnóstico del COVID-19, así como de equipos como tomógrafos y respiradores, según su disponibilidad en el mercado. El material será donado al Ministerio de Sanidad para apoyar en la lucha contra el avance del nuevo coronavirus.

A nivel global, el Grupo ha puesto en marcha una serie de medidas para mitigar los efectos de la crisis por la pandemia del coronavirus y garantizar el bienestar de sus clientes, empleados, accionistas y otros grupos de interés. Recientemente, Banco Santander anunció la creación de un fondo de solidaridad de 25 millones de euros para responder a las necesidades médicas más urgentes con el fin de evitar la propagación del virus. Los recursos iniciales se dirigirán, principalmente, a la producción de equipo médico, ropa de protección y otros suministros necesarios para tratar a las personas afectadas.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados