Banco Popular promete realizar provisiones

No Comentado

El Banco Popular se ha comprometido a renunciar régimen especial de fusiones del real Decreto de saneamiento del sector financiero en su oferta por Unnim. Este hecho conlleva la falta de las nuevas provisiones del ladrillo que exige esta norma en los dos años a que le daría derecho la adquisición, sino en uno sólo; de este modo las dotaciones serán realizadas contra su cuenta de resultados.

En el camino hacia la fusión de las cajas de Sabadell, Terrasa y Manlleu esto podría suponer un valor añadido para el Banco Popular frente a sus rivales. Por otro lado se dice que en el seno del FROB no está tan claro que la entidad pueda acometer las adquisiciones del Pastor y Unnim al mismo tiempo. Tampoco está claro con Ibercaja después del anuncio de su fusión con Caja3. De esta situación sale favorecido el BBVA que también está inmerso en la lucha por Unnim.

A consecuencia de estas dudas el FROB ha recabado en dos ocasiones información complementaria sobre los despidos y cierres de oficinas que pretenden acometer las dos entidades que pujan por la catalana.

El citado régimen especial de fusiones es uno de los principales alicientes ofrecidos por el Gobierno a las entidades para que acometan procesos de integración. Ahora bien, el Popular ya tiene derecho a este régimen porque se aplica a la reciente adquisición del Pastor, pero mantiene su intención de realizar todas las provisiones necesarias en un único ejercicio.

Por otro lado, el EPA solicitado cubre al comprador de las pérdidas que afloren en los activos problemáticos de Unnim, básicamente su exposición inmobiliaria, lo que hace innecesario acometer las fuertes provisiones exigidas por el Real Decreto. Es lo que ocurre también en el caso de Sabadell y CAM, donde el enorme EPA concedido (hasta 21.000 millones) exime al banco catalán de acometer los saneamientos teóricamente exigidos por el Decreto en la caja alicantina.

A estas cantidades hay que añadir las necesidades de provisiones del Banco fPastor, que no se han hecho públicas. Unnim tampoco las ha anunciado, pero el cuaderno de venta de la entidad contemplaba que el EPA podía llegar a un máximo de 5.000 millones; la cifra final será inferior, puesto que el vencedor de la puja será el que menos EPA pida y más dinero ofrezca para recomprar el capital del FROB.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter