30 bancos suizos se unen al plan de regularización fiscal con EE.UU.

No Comentado

30 bancos suizos se unen al plan de regularización fiscal con EE.UU.

Cerca de 30 bancos suizos se han unido al programa de regularización fiscal de Estados Unidos, ante la sospecha de haber tenido clientes que evadían impuestos en el país americano.

Estos bancos se exponen a través de este programa, al pago de multas sancionadoras para evitar la apertura de un proceso penal con EE.UU.

Según el acuerdo alcanzado entre EE.UU. y Suiza en agosto de 2013, las entidades bancarias helvéticas deben acogerse a una de las cuatro categorías en las que se divide este plan de regularización fiscal.

Los bancos suizos deberán pronunciarse ante la Autoridad Federal de Vigilancia de Mercados Financieros (FINMA) de Suiza e incorporarse a este programa gestionado por el Departamento (Ministerio) de Justicia de EEUU en la categoría 2, en la que se insertan bancos que sospechan haber tenido clientes estadounidenses que evadieron impuestos en su país.

Entre las entidades que se han adherido a esta categoría destacan casi todos los bancos cantonales del país -como los de Ginebra, Berna, Argovia, Grisones, Lucerna Nidwald, Zug y Saint Gallen-, así como los bancos Migros y Coop, pertenecientes a los mayores grupos de distribución de Suiza; el PostFinance, la financiera del servicio de Correos; la Unión Bancaria Privada o el Lombard Odier.

Ninguna de estas entidades ha sido denunciada por EEUU, pero tampoco considera imposible haber violado el derecho estadounidense en evasión fiscal, por lo que se expone a una multa al término de la investigación, aunque elude un procedimiento penal con relación a depósitos no declarados.

En la categoría 1 se sitúan los catorce bancos que, antes del acuerdo, ya se investigaban por haber ayudado al parecer a sus clientes estadounidenses a eludir sus obligaciones con el fisco de EEUU, como Credit Suisse, Julius Baer, Pictet, los bancos cantonales de Zúrich y Basilea o las filiales suizas de entidades extranjeras como la británica HSBC o la israelí Leumi.

Según el acuerdo de regularización fiscal, las categorías 3 y 4 se reservan, respectivamente, para los bancos que creen que sus clientes estadounidenses han cumplido con sus obligaciones fiscales, y para los bancos locales con menos de un 2 % de clientela extranjera.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)