¿Qué son las hipotecas multidivisa y qué riesgos tienen?

No Comentado

¿Qué son las hipotecas multidivisa y qué riesgos tienen?

La hipoteca multidivisa llegó al panorama económico español durante los años de bonanza económica. Vendido por las entidades bancarias como un producto financiero aparentemente atractivo lleno de oportunidades, con el paso de los años se ha convertido en una pesadilla para muchas empresas y familias, ¿por qué?

Las hipotecas multidivisa son un producto mixto y complejo, difícil de entender por parte de los consumidores. Su contratación ofrecía un crédito hipotecario a un precio muy competitivo con condiciones aparentemente ventajosas para el cliente. Si una familia contrataba este tipo de hipotecas multidivisa, aunque su sueldo lo recibiera en euros, el pago de las cuotas era en una moneda diferente, normalmente en francos suizos o yenes. De esta forma, el cliente pagaba las cuantías con el tipo de interés correspondiente a la moneda contratada.

En Europa, el tipo de interés que utilizan las entidades bancarias es el EURIBOR, en el caso de las hipotecas multidivisa se utiliza el LIBOR, de forma que si este tipo de interés es inferior al EURIBOR pagaremos menos por nuestra hipoteca. Este es el argumento que la mayoría de las entidades bancarias han utilizado para comercializar con este tipo de créditos hipotecarios.

Los riesgos de la hipoteca multidivisa

Sin embargo, contratar una hipoteca en una moneda diferente cuya cotización varía en la bolsa todos los días, supone que el dinero que se debe al banco es diferentey con ello, la mensualidad que puede sufrir alteraciones en función de los tipos de interés de la moneda, disparando el importe de la deuda contraída por el cliente.

Por otro lado, al ser una hipoteca multidivisa, el banco indica que el cambio de la moneda podrá hacerse cuando el cliente quiera, pero no es del todo cierto. En ocasiones solo podrá hacerlo una vez al mes y pagando una comisión que suele rondar el 0,25%.

Además, la contratación de una hipoteca multidivisa tiene un elevado coste para el cliente, pues no está permitida la subrogación del vendedor y debes escriturarla como una nueva hipoteca. A esto se suma el importe de la misma, que no es el mismo cuando se compra que cuando se vende porque éste último lleva incorporado la comisión del intermediario, con lo que contratándola deberás al inicio un 1% más.

Así pues, lo que parecía una oportunidad y una ventaja al tener en cuenta los tipos de interés de otra moneda, puede convertirse en una pesadilla.

Falta de información por parte de las entidades bancarias

Muchos de los clientes que aceptaron y firmaron hipotecas multidivisa lo hacían pensando que pagarían una menor cuantía de las cuotas al tener la deuda en una moneda diferente al euro. El problema de este tipo de hipotecas fue la falta de información de las entidades quienes no explicaron de manera clara la fluctuación de la divisa que no sólo afectaba a la cuota, sino también al importe del capital prestado, haciendo aumentar este capital e incrementado el importe a amortizar.

En general, las entidades financieras no han explicado todos y cada uno de los inconvenientes que conlleva la contratación de una hipoteca de este tipo.  Por eso, los abogados de hipoteca multidivisa advierten que es un producto financiero que debería estar reservado sólo a personas con cultura financiera elevada.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

ACS lidera el ranking de las constructoras más internacionales del mundo noticiasbancarias.com/general…

Hace alrededor de 13 minutos del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress