La banca estudia convertir la deuda de Pescanova en acciones

No Comentado

 La banca estudia convertir la deuda de Pescanova en acciones

La banca acreedora de Pescanova está analizando una posible conversión de la deuda de la empresa pesquera gallega por acciones, para intentar resolver la situación de la misma, actualmente en concurso de acreedores.

“Es una opción, está claro que es una solución de libro”, dijo una fuente de la banca acreedora, que ultima un acuerdo para conceder un crédito de 55 millones de euros para atender las necesidades básicas de liquidez de Pescanova.

“En una entidad que tiene una deuda que es más de 20 veces el EBITDA está claro que no puedes recuperar toda la deuda”, añadió la fuente, señalando que la capitalización es “la manera más fácil y directa de recapitalizar”.

Según la fuente bancaria, la opción de convertir créditos en capital podría implicar una eventual quita menor para la deuda de los bancos que acepten esta opción, al tiempo que estas entidades evitarían tener que provisionar la deuda convertida de acuerdo con las nuevas exigencias del Banco de España para refinanciaciones.

“Habrá algunos bancos extranjeros que lógicamente no estén interesados en la opción de capitalizar, ya que quieren irse cuanto antes y, por otra parte, los bancos nacionalizados están atados por (las obligaciones del rescate a la banca española de) Bruselas”, dijo.

De materializarse la opción, los accionistas actuales verían fuertemente diluida su participación. Entre ellos se encuentran el destituido presidente Manuel Fernández de Sousa-Faro (7,4% ciento del capital), la cervecera Damm (6,18%) y el fondo Luxempart (5,8%).

Pescanova – suspendida de negociación en Bolsa desde mediados de marzo – capitalizaba en el parqué 500 millones de euros antes de conocerse sus dificultades, tras lo cual cayó hasta la valoración actual de 168,7 millones de euros.

Según la misma fuente, el “steering committee”, o núcleo duro de las entidades acreedoras, ha entregado esta semana el pliego de condiciones a la auditora Deloitte -administrador concursal de la alimentaria-, incluyendo un tipo euribor más 400 puntos básicos y un plazo a 12 meses.

La situación concursal de Pescanova se produjo después de que el propio presidente del grupo reconociese un volumen de deuda no declarado, que impidió presentar las cuentas. Según fuentes financieras, la deuda con la banca se sitúa en el entorno de los 3.000 millones de euros, frente a los 1.600 millones de euros declarados en el último resultado conocido, a septiembre de 2012.

Manuel Fernández de Sousa-Faro, presidente y primer accionista de Pescanova, fue apartado de la gestión de la pesquera gallega una vez ésta entró en concurso de acreedores. Actualmente está siendo investigado junto con varios consejeros y accionistas, por presuntos delitos societarios, entre otros el de supuesto falseamiento de cuentas y el de uso de información privilegiada.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

El Ibex cede un 0,75% al cierre del lunes noticiasbancarias.com/bolsa/1…

Hace alrededor de 8 horas del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress