Grecia vota “Sí” al euro

No Comentado

Antonis Samaras

El conservador Nueva Democracia (ND) de Antonis Samarás, vence en las urnas griegas, lo que representa la permanencia del país heleno en la familia de Europa, aunque Grecia se encuentra en una situación crítica.

La izquierda de Syriza, de Alexis Tsipras, no ha logrado imponer su visión radical de plantar cara a la troika -FMI, BCE y CE- y a sus inexorables ajustes.

Grecia -esta vez sí- formará un Gobierno que garantiza la continuación del país en el euro. Se desprendía ayer, al analizar las palabras de los líderes de la vencedora Nueva Democracia (ND), Antonis Samarás, y del socialista Pasok, Evangelos Venizelos, llamando a un Gobierno de «unidad nacional» a las formaciones «europeístas». La derecha deberá pactar con los socialistas para formar Gobierno mientras el líder de Syriza, Alexis Tsipras, se descolgaba inmediatamente del ofrecimiento de un Ejecutivo unitario.

Con el 88,73% de los votos escrutados, Nueva Democracia (ND) obtuvo el 29,9 % de los votos, frente al 26,7% de Syriza. Les siguieron el socialista Pasok con el 12,4 %, el nacionalista Griegos Independientes con el 7,5%, el neonazi Amanecer Dorado con el 6,9 %, la centroizquierdista Dimar con el 6,1 % y el Partido Comunista (KKE) con el 4,5%. Con estos resultados, Nueva Democracia (ND) obtendrá 130 diputados y el Pasok 34 que, sumados, podrán formar un Gobierno con más de los 151 de los 300 escaños en el Parlamento, una cómoda mayoría.

El resultado disipa los peores augurios que han tenido a Europa en vilo y a los agresivos mercados financieros del mundo atentos a la tormenta que se hubiera desatado si hubiera vencido la izquierdista Syriza. Temían que su líder, Alexis Tsipras, con su política de ruptura con las exigencias del memorando europeo, abocara al país a volver al dracma. Si una relativa calma se imponía anoche entre la clase política griega y europea, los mercados financieros aún deben hablar esta mañana.

Destacar que los ultraderechistas neonazis de Amanecer Dorado, revelación en los comicios del 6 de mayo tras los que no se pudo formar Gobierno, han mantenido sus resultados con un ligero descenso y contarán con 18 diputados en el Parlamento griego.

España permanece atenta, ya que todavía no sabe hasta qué punto esta dosis de estabilidad procedente de Grecia servirá para que los mercados aflojen la presión sobre su deuda, que rozó el nivel de «bono basura» a finales de semana pese a la intervención europea de la banca.

Los gestos de entendimiento y buena voluntad no solo se prodigaban ayer entre la clase política griega. Un apoyo significativo, llegaba desde Berlín, de boca del ministro de Asuntos Exteriores alemán, Guido Westerwelle. Este representante del Gobierno de la hasta ahora inflexible Angela Merkel dejó entrever la posibilidad de retocar el memorando de la troika que ha asfixiado económica y socialmente a los griegos en los dos últimos años. Los retoques al plan europeo pasarán, según apuntó el ministro alemán, por dar un poco más de tiempo a los griegos para cumplir las exigencias que, sin embargo, no se verán rebajadas.

Los resultados electorales evidencian la profunda división en la sociedad griega entre los partidarios de avenirse a los duros planes impuestos por Europa a cambio de seguir recibiendo ayuda y los que optaban por plantarse ante la autoridad europea, con sus imprevisibles consecuencias.

Los primeros mensajes procedentes del resto de países europeos tras conocerse los resultados apuntaban en la dirección de una flexibilización de los requerimientos a Grecia.

El joven Alexis Tsipras, dirigente al frente de Syriza, admitió su derrota en estas elecciones pero aseguró que, desde su rol de principal partido de la oposición, seguirá rechazando el pacto de austeridad impuesto por la UE.

«Aunque Syriza no pudo ser el partido más votado, es la primera fuerza de la oposición contra el memorando», dijo el dirigente progresista de 39 años. Advirtió de que practicará una oposición fuerte e insistió que acabar con las políticas de austeridad es la única salida para Europa: Las fuerzas políticas disponen de 12 días para formar Gobierno aunque es muy difícil que los agoten. Grecia dispondrá en breve de un Gobierno que apostará por Europa.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

Wells Fargo gana 3.530 millones en el tercer trimestre noticiasbancarias.com/bancos/…

Ayer del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress