Alemania estrena una nueva moneda de 5 euros

No Comentado

 

Alemania estrena una nueva moneda de 5 euros

Alemania pone en circulación desde este jueves 14 de abril, una nueva moneda con valor de cinco euros, que se podrá usar como medio de pago, pero solo dentro del país, además de ser una pieza de interés para coleccionistas.

Según explicó el Ministerio alemán de Finanzas al presentar el pasado mes de febrero esta pieza, denominada “Planeta tierra”, su emisión es totalmente novedosa, no sólo por ser la primera moneda de cinco euros alemana, sino también por los materiales utilizados para elaborarla: una combinación de componentes metálicos y plásticos.

El Bundesbank explica que será un medio de pago válido dentro de Alemania, como ocurre con las monedas de coleccionismo, cuyo valor tiene que ser diferente al de las monedas regulares en circulación y que sólo son aceptadas en el país en el que se emiten.

Se pondrán en circulación un total de 2,25 millones de unidades en dos versiones distintas, una más brillante que otra.

De la primera edición se emitirán un millón y medio de unidades, que se podrán adquirir a un precio de 15,55 euros, válidas como medio de pago; y de la segunda, especial para coleccionistas, saldrán 250.000 unidades valoradas por 77,75 euros cada una. Según el Ministerio de Finanzas, su particular composición hace que la nueva moneda sea muy difícil de falsificar.

El diseñador del reverso fue Stefan Klein, y muestra todos los continentes envueltos por un contorno azul -el material plástico- que simboliza la atmósfera que rodea el planeta.

Del diseño del anverso se encargó la berlinesa Alina Hoyer, quién pensó que un águila, símbolo oficial del país, rodeada por 12 estrellas europeas y por el nombre Bundesrepublik Deutschland (República Federal de Alemania) sería la mejor opción para esta nueva pieza de coleccionistas.

La moneda es un poco más grande y más pesada que una de dos euros, con un diámetro de 27,25 milímetro, y pesa 9 gramos.

El objetivo de la elaboración de esta nueva pieza, que ha llevado más de diez años de trabajo, es “despertar el interés, especialmente entre los jóvenes”, según el Bundesbank, en cuyas filiales pueden adquirirse a partir de mañana estas monedas.

En el proyecto han participado conjuntamente las cinco casas de la moneda alemanas, situadas en Berlín, Hamburgo, Karlsruhe, Múnich y Stuttgart.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter