Los bancos españoles acumulan 68.464 millones en activos fiscales diferidos

No Comentado

Los bancos españoles acumulan 68.464 millones en activos fiscales diferidos

Los bancos españoles a las que supervisa el Mecanismo Único de Supervisión (MUS), acumulan activos fiscales diferidos por un importe de 68.464 millones de euros, según ha señalado el Banco de España en su informe de estabilidad financiera.

Los activos fiscales diferidos (DTAs) son un anticipo de impuestos de las compañías al Estado, al existir gastos contables que no son deducibles inmediatamente, y son de dos tipos, los generados con base imponible positiva, cuando la entidad gana dinero, y los generados con base imponible negativa, cuando los bancos no ganaban dinero.

Este elevado importe de DTAs es motivado a que la legislación fiscal española es “muy restrictiva” en lo relativo a admitir o no determinados gastos fiscales y por el gran volumen de provisiones extraordinarias para el sector inmobiliario que tuvo que adoptar la banca.

El Gobierno español ha decidido en 2013, mediante un Real Decreto, modificar la normativa reguladora del Impuesto sobre Sociedades para separar determinados DTA de la evolución de las cuentas de la entidad, al determinar que podían convertirse en créditos fiscales en caso de pérdidas, insolvencia judicialmente declarada y liquidación.

Se trata, de aquellos activos derivados de provisiones no computadas fiscalmente y de los resultantes de aportaciones a sistemas de previsión social, por ejemplo, cuando las entidades apartan dinero para prejubilaciones.

El Banco de España cree que lo normal será que estos créditos fiscales “se vayan recuperando de forma natural, mediante su imputación como gasto fiscal en el ejercicio es que pasen a ser deducibles”.

Por otro lado, el informe desvela que el sector financiero sumaba a cierre de junio, unos activos adjudicados por valor de 81.000 millones de euros, frente a los 82.500 millones de euros que suponía en diciembre de 2014, el 0,9% menos.

Del total de los activos adjudicados, la mayor parte, un 35,3% del total corresponde a suelo, cuyo volumen supera los 28.500 millones de euros, frente a los 29.100 de finales de 2014.

Por su parte, otro 24,9% de los activos adjudicados corresponde a edificios terminados, con un volumen que superan los 20.100 millones de euros, inferior a los 20.500 de diciembre del año pasado.

Igualmente, otro 21,5 % son activos adjudicados procedentes de adquisiciones de vivienda, cuyo volumen alcanza los 17.400 millones de euros, en tanto que los edificios en construcción suponen un 6,6% del total, hasta los 5.346 millones de euros.

Finalmente, el 11,7% corresponde a otros activos adjudicados, que se situaban al cierre de junio cerca de los 9.500 millones de euros.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)


*

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Twitter

Ignacio Garralda, nuevo presidente del Comité de Auditoría de Endesa noticiasbancarias.com/general…

Hace alrededor de 12 horas del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress