Ocho de cada diez hipotecas fueron para vivienda en 2016

No Comentado

Ocho de cada diez hipotecas fueron para vivienda en 2016

La vivienda como destino de nueva financiación hipotecaria supuso en 2016 cerca del 80% de los contratos hipotecarios inscritos, frente al 7,3% que representaron los locales comerciales o el 3,8% que lo hicieron las naves industriales, tal y como se desprende del ‘Anuario 2016 de la Estadística Registral Inmobiliaria’ del Colegio de Registradores.

De esta forma, la vivienda como destino de los créditos hipotecarios ha incrementado su peso hasta 4,5 puntos porcentuales con respecto al ejercicio precedente en detrimento del peso las naves y los locales. Asimismo, el 7,7% (6,6% en 2015) de los nuevos contratos se destinó a terrenos urbanos no edificados.

A su vez, la compraventa de vivienda ha aumentado en un 14% con respecto a 2015, centrándose el mejor comportamiento en la vivienda usada, que crece un 18%, frente al descenso del 3% de la vivienda nueva.

En cuanto a la relación de hipotecas frente al número de compraventas, el estudio refleja que el 70% de todas las compraventas se realizaron con la contratación de una hipoteca, frente al 30% que se realizó sin financiación hipotecaria. Son datos muy alejados al ‘boom’ inmobiliario, cuando el 155% de todas las compraventas se realizaba mediante hipotecas.

De igual modo, en lo que se refiere al tipo de persona (física o jurídica) que ha realizado dichas operaciones de compraventa de vivienda, el estudio arroja que cerca del 88% correspondió a las realizadas por las familias, frente al 12,5% que protagonizaron las empresas o entidades.

La directora de relaciones institucionales del Colegio de Registradores y exministra socialista, Beatriz Corredor Sierra, explicó en la presentación del estudio que estos datos muestran la tendencia a estabilizarse del mercado hacia un “crecimiento sano”, ya que en los peores años de la crisis el porcentaje de empresas o entidades que se dedicaba a la compraventa de viviendas duplicaba el dato actual.

Otro de los aspectos fundamentales es el análisis sobre el uso de la vivienda, una variable que puede observarse a través del tiempo medio de posesión de la misma hasta su venta.

De esta manera, las compraventas con periodo de posesión superior a cinco años han pasado del 43,7% en 2007, a representar el 81,6% del total en 2016.

Así, el ciclo bajista en las transacciones junto con las consiguientes dificultades para vender vivienda, ha dado lugar a que el periodo medio de posesión de las viviendas se sitúe en máximos de su serie histórica, hasta los 13 años y 4 meses, frente a los 7 años y 3 meses de 2009.

Estos datos reflejan la pérdida del componente especulativo en la compraventa de viviendas, incrementándose el carácter residencial de las mismas.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

Los Montes de Piedad prestan más de 80 millones noticiasbancarias.com/economi…

Hace alrededor de 2 horas del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress