Funcas señala que centrarse en contener el déficit "sirve de poco"

No Comentado

Funcas

El presidente del consejo consultivo de Funcas, Victorio Valle, ha asegurado que centrarse exclusivamente en la contención del déficit público “sirve de poco” mientras el ‘stock’ de deuda siga creciendo.

Así lo señala el presidente de Funcas en el artículo publicado en la revista ‘Economistas’, donde recuerda que el interés de la deuda y la prima de riesgo dependen del volumen de deuda que hay que renovar o de primera emisión.

El déficit público cerró el año pasado en el 10,6% si se tienen en cuenta las ayudas a la banca, mientras que la deuda se elevó al 84,2%. El Gobierno espera reducir el saldo negativo de las cuentas públicas a lo largo de 2013, pero reconoce que la deuda seguirá creciendo y alcanzará el 91,4% del PIB.

De hecho, sólo en el primer trimestre del año, este indicador se ha incrementado en 39.438 millones de euros y ha alcanzado un volumen total de 923.311 millones, el 87,8% del PIB y la cifra más alta de toda la serie histórica, que arranca en 1990.

Valle explica que las mejoras de déficit van acompañadas de dos cambios menos satisfactorios, como la menor reducción del desahorro bruto y la “fuerte elevación” de la necesidad de endeudamiento que debe ser controlada en el futuro.

Sobre la evolución del déficit en 2012, el presidente del consejo consultivo de Funcas recuerda en los últimos meses del año se frenaron devoluciones de ingresos y se anticiparon ingresos a cuenta, sobre todo en el Impuesto de Sociedades.

En este sentido y de ser cierta esta creencia, Valle afirma que se estaría trasladando una parte del déficit de 2012 a 2013 sin ninguna utilidad. “Trasladar parte al futuro sólo contribuye a reducir el margen de maniobra de la política presupuestaria en 2013”, advierte.

En cualquier caso, asevera que el curso de la actividad económica influyó en 2012 sobre las variables presupuestarias y provocó un déficit mayor al previsto, puesto que la gravedad de la situación generó más gastos (paro y pensiones) y menos ingresos (IRPF y Sociedades).

A su parecer, muchas de las medidas adoptadas a lo largo de 2012 tendrán su efecto pleno a partir de 2013, lo que genera la sensación “irreal” de que lo que se ha hecho ha sido poco efectivo, cuando, en realidad, son medidas con efectos diferidos que irán dando sus frutos.

Desde el punto de vista de su adecuación a la coyuntura, cree que el resultado presupuestario supone un “avance modesto, pero positivo”, en la línea de reducción de los desequilibrios públicos y una renuncia, cada vez más expresa, al uso de los elementos presupuestarios como factor compensador de la insuficiencia de demanda privada que sufre la economía.

De cara al futuro más inmediato, se muestra convencido de que para retomar la senda de austeridad y como consecuencia de algunas medidas ya adoptadas, el gasto público corriente tendrá que bajar en 2013 y la inversión llegará a niveles que “a duras penas” cubrirán el gasto de reposición por depreciación.

Esto, según Valle, planteará efectos que serán adicionalmente negativos para el PIB y el empleo y que sólo se verán compensados parcialmente por el aumento de la recaudación impositiva, especialmente del IVA e impuestos especiales, que en 2012 no actuaron en el ejercicio completo.

En : Cajas

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

Los Montes de Piedad prestan más de 80 millones noticiasbancarias.com/economi…

Hace alrededor de 4 horas del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress