Caixabank, nuevo líder del mercado español

No Comentado

Caixabank se ha posicionado como líder del mercado español en activos tras su fusión con Banca Cívica.

Pese a que La Caixa podría pedir ayudas públicas para realizar el ajuste, ha optado por llevarlo a cabo a pulmón, sin solicitar fondos al Frob. Además, al absorber al grupo encabezado por Cajasol y Caja Navarra asume sus obligaciones y compromisos de deuda, incluidos los 977 millones de euros que recibió Banca Cívica del Frob a través de participaciones preferentes y por los que paga al Estado un interés del 8%. Esta fusión plantea que la operación conlleva varios interrogantes para el accionista: los poseedores de algún título de Cívica afrontan un corto plazo complicado. El fuerte descuento con el que debutó la entidad en verano, del orden del 60% respecto a su valor en libros, no ha sido suficiente para atraer inversores en un momento delicado para el sector. De hecho, desde que salió a bolsa, la acción no ha conseguido cerrar ni una sola sesión por encima de los 2,7 euros, precio con el que empezó a cotizar en el mercado.

Mientras, los actuales accionistas de CaixaBank también afrontan un momento cargado de interrogantes. En principio, la fusión, al no contar con ayudas públicas, deja una importante duda, pues se desconoce si la entidad catalana acabará viéndose forzada a ampliar capital, algo en principio perjudicial para los accionistas, que ya van a ver diluida su participación actual con la fusión. Posteriormente, la clave será ver si la operación aporta o no valor a la entidad.

Si bien es cierto que a corto plazo los actuales accionistas de Banca Cívica pueden ver mermadas sus expectativas, no lo es menos que si asumimos que el acuerdo se lleva a cabo mediante un canje de acciones y sin ampliación de capital, la nueva entidad es líder en el sector y aporta renovadas posibilidades para sus accionistas por las mejores perspectivas para el negocio y el dividendo. Además de unas sinergias que podemos estimar que resulten en un ahorro de costes del 20%. Con los datos de que disponemos, la operación nos permite predecir un impacto limitado sobre la solvencia de la entidad resultante de la fusión. El dividendo de Cívica iba a ser mínimo o cero. De esta forma los accionistas se garantizan algún ingreso, comenta otro experto de mercado. CaixaBank ha expresado su deseo de mantener su política trimestral de dividendos y ayer confirmó su intención de pagar 0,231 euros por acción en 2012.

Aun con todas estas dudas iniciales, la entidad resultante se convertirá en líder del sector en activos, un punto a favor para sus accionistas por las mejores perspectivas para el negocio y el dividendo. En cualquier caso, el tiempo ayudará a ver si efectivamente la fusión reporta sinergias que terminen beneficiado al valor a largo plazo.

 

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

El Ibex cede un 0,83% al cierre y pierde los 10.300 puntos noticiasbancarias.com/bolsa/2…

Hace alrededor de 8 horas del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress