Bankia aprueba las cuentas de 2012

No Comentado

 Bankia aprueba las cuentas de 2012

La Junta General de Accionistas de Bankia, celebrada ayer martes día 25 en Valencia, ha aprobado las cuentas y la gestión de 2012, excepto en lo relativo al período de enero a mayo, cuando Rodrigo Rato se encontraba al frente de la entidad.

Asimismo, la Junta ha acordado la reducción del número de miembros de su consejo de administración de 19 a 15 componentes, así como de la comisión ejecutiva -de los entre siete y once actuales a entre cinco y siete– y la de Nombramientos y Retribuciones –con un mínimo de tres y un máximo de cinco, en su mayoría consejeros independientes, frente a los entre tres y siete actuales–.

Junto a la gestión del equipo de Rato, únicamente se han rechazado dos propuestas de cese de la junta directiva de Bankia que habían solicitado dos accionistas durante la sesión, que se ha prolongado durante cerca de cinco horas y media y ha quedado constituida con un total de 8.170 accionistas presentes o representados, lo que supone el 72,98% del capital social de la entidad.

Desde una hora antes del inicio de la junta, unos 60 afectados por preferentes, desahucios y también trabajadores de la entidad se han concentrado en el exterior del Palacio de Congresos de Valencia y, una vez iniciada la junta, una veintena se ha puesto en pie mientras intervenían el secretario e incluso el presidente de Bankia, que ha pronunciado todo su discurso entre abucheos y gritos de “fuera, fuera”, “fraude”, “mentiroso”, “justicia” y “mi dinero dónde está”, entre otros.

Mientras tanto, se vivían momentos de tensión en los pasillos del edificio entre cerca de un centenar de accionistas y el personal de seguridad y de la entidad, que les impedían el acceso al auditorio y les instaban a seguir la junta desde otras salas anexas.

En la sesión, también se ha aprobado la creación de la figura del consejero independiente coordinador y el nombramiento de Ernst & Young como auditor para los próximos tres años en lugar de Deloitte.

José Ignacio Goirigolzarri ha avanzado que se ampliará hasta el 15 de julio el plazo de solicitud de arbitraje para preferentistas y que prevén que, en septiembre, el experto independiente haya informado de todas las solicitudes de arbitraje y, “para el último trimestre del año, la Junta Arbitral de Consumo haya resuelto la práctica totalidad de los arbitrajes propuestos”. Hasta el pasado viernes, 144.903 poseedores de híbridos habían solicitado el arbitraje -45.000 en la Comunidad Valenciana– y ya hay opinión del experto en 45.000 casos, más del 80 por ciento con informe positivo, y 179 ya han cobrado lo que invirtieron.

El presidente de Bankia ha insistido en que considera “muy recomendable” esa opción, gratuita y que abarca todos los híbridos, hayan sido canjeados o no, al tiempo que deja abierta la posibilidad de recurrir a la vía judicial en caso de obtener un informe negativo y declinar continuar con el proceso. En respuesta a algunos accionistas críticos con la transparencia e independencia del arbitraje, ha recalcado que “el experto independiente no es el árbitro, es el experto independiente”.

En su intervención, ha destacado el alto nivel de capitalización, “liquidez envidiable” y “excelente posición financiera” de la entidad, que no posee “necesidades adicionales de capital” y ha indicado que, pese a ir “en la buena dirección”, son conscientes de que les “quedan muchas cosas por mejorar y mucho camino por andar” para alcanzar una rentabilidad del 10 por ciento sobre fondos propios en 2015, al considerarlo “la única forma de crear valor para los accionistas y dar una rentabilidad a las ayudas recibidas”.

También ha remarcado su intención de “dar más crédito” y “focalizarse en pymes y consumo”, tras haber concedido en torno a 5.400 millones de euros en nuevos créditos en los cuatro primeros meses del año y haber mejorado su cuota en ambos segmentos, en empresas del 5,50 de diciembre a un 5,77 en abril.

En el turno de intervenciones, han imperado las críticas de quienes se autodenominan “accionistas forzosos” tras haberse sentido “engañados” por Bankia y las cajas que la integran, por personas de quienes se “fiaban” y a quienes aseguran haber pedido que invirtieran sus “ahorros” en “productos seguros, sin riesgo”. “Quiero que me devuelvan mi dinero, no ser accionista”, ha sido una de las frases más repetidas por el centenar de personas que ha tomado la palabra en turnos de tres minutos, algunos con camisetas con mensajes reivindicativos o críticas como ‘político + banquero = ladrón usurero’ y muchos otros, pensionistas que han subrayado la urgencia de contar con esos fondos para ayudar a sus hijos y nietos.

También han sido numerosos los pronunciamientos contrarios al arbitraje, al considerar que permite a Bankia “elegir a dedo a quién se resuelve el problema y a quién no” y que actúa “sin transparencia”, “sólo en casos de juzgado de guardia, que afectan a ancianos y a minusválidos”, y con “un consejero que llaman independiente, pero al que paga Bankia”.

En este sentido, una accionista ha reclamado a la entidad que se sometan al sistema de arbitraje de consumo general, mientras que el presidente de Adicae, Manuel Pardos, ha augurado que sus responsables “seguramente acabarán en la cárcel por artimañas y estafas como el arbitraje o como decir que el banco va bien”. “¿Pueden dormir por las noches viendo el daño que han causado?”, ha preguntado otro accionista, mientras que otra clienta ha destacado los “nervios de acero” mostrados por Goirigolzarri en su intervención entre gritos y silbidos y otra accionista, jubilada, les ha reprochado que “son peores que mercenarios”.

Al igual que en la junta de 2012, algunas de las palabras más repetidas han sido vergüenza, desastre, estafa o robo y la comercialización de preferentes, deuda subordinada y otros productos híbridos ha protagonizado la mayor parte de las intervenciones de accionistas particulares, asociaciones, abogados e incluso exempleados de la entidad, como José Cámara, prejubilado que ha pedido “perdón a los centenares de clientes, la mayoría paisanos y familiares” a los que vendió este tipo de productos. “Me considero un colaborador necesario en la mayor estafa que ha habido en España en los últimos años”, ha admitido.

Otro representante de los trabajadores, en este caso de Caja Madrid, ha defendido que los empleados son “tan víctimas como el resto”, por un lado como clientes que invirtieron su dinero y el de sus parientes en preferentes y por otro a nivel profesional, y ha reclamado a Bankia que realice “un esfuerzo, hasta las últimas consecuencias, para devolver hasta el último céntimo” invertido en estos productos.

En la réplica, Goirigolzarri ha defendido el cumplimiento de los hitos marcados y la “buena dirección” seguida en los últimos meses, con una “estrategia muy diferente” a la de la etapa anterior.

Además, ha informado de que Bankia ha establecido un “procedimiento perfectamente regulado, con asesores externos”, para evaluar “operaciones de apariencia no ortodoxa” y que, de hecho, “algunas han sido puestas en conocimiento de los reguladores y de la Fiscalía”, en un proceso que “sigue vivo” y que se mantendrá “en el futuro” para defender los intereses de la entidad y de sus accionistas.

Respecto a la solicitud de uno de los accionistas madrileños para que las futuras juntas se desarrollen en Madrid, el presidente de Bankia ha señalado que continuarán realizándose en Valencia, sede social de la entidad, salvo casos de fuerza mayor.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

La UE pide progresos en el “brexit” para hablar de transición aduanera noticiasbancarias.com/economi…

Hace alrededor de 2 horas del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress