La investigación sobre la caída del BES cierra el proceso de audiencias

No Comentado

La investigación sobre la caída del BES cierra el proceso de audiencias

La comisión parlamentaria lusa que ha investigado cómo y por qué se produjo la caída del Banco Espírito Santo (BES) en Portugal, ha cerrado el ciclo de audiencias con varios interrogantes.

Maria Luís Albuquerque, la ministra portuguesa de Finanzas, ha puesto punto final a esta fase con una declaración en la que defendió el éxito de la intervención del BES decretada en agosto de 2014 por el banco central luso.

La comisión acumuló unas 250 horas de audiencias e interrogó en directo a más de medio de centenar de personas, a las que se suman una cantidad ingente de documentos y declaraciones recibidas por escrito.

Directivos y contables del BES y del Grupo Espírito Santo, miembros del Gobierno, responsables del Banco de Portugal y de la Comisión del Mercado de Valores, banqueros y miembros de diferentes firmas auditoras pasaron desde mediados de noviembre por el Parlamento luso para responder a las preguntas de los diputados.

El primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, su antiguo ministro de Finanzas, Vítor Gaspar, y varios altos cargos de instituciones europeas declinaron participar de viva voz y se limitaron a contestar los cuestionarios por escrito.

Las principales intervenciones fueron televisadas en directo por los tres canales de información 24 horas de la televisión portuguesa, reflejo de la atención mediática que todavía hoy genera el escándalo, que estalló hace ya ocho meses.

A principios de agosto de 2014, el banco central luso intervino el BES -entonces la segunda mayor entidad financiera del país- por sus multimillonarias pérdidas, derivadas de la detección de irregularidades contables en su seno y de la existencia de créditos a empresas del Grupo Espírito Santo que se encontraban en quiebra.

Los trabajos parlamentarios no han despejado todas las dudas y diferentes analistas y politólogos lusos destacan que aún existen cuestiones por aclarar, como por qué no funcionaron los mecanismos de control y supervisión o en qué momento exacto se perdió el rumbo.

La falta de consenso entre los diferentes testimonios, las manifiestas divergencias entre los responsables del supervisor bursátil y del regulador bancario, así como los problemas de memoria o las negativas a responder por motivos de confidencialidad fueron algunos de los problemas que dificultaron la labor de los diputados.

De los discursos de los protagonistas del derrumbe del emporio de los Espírito Santo -una de las familias más ricas e influyentes del país hasta su caída en desgracia- se desprende la existencia de irregularidades en las cuentas del grupo empresarial, que contaba con intereses en muy diferentes sectores, desde la banca hasta el turismo o la agroalimentación, pasando por los seguros.

Todas las miradas apuntan a Ricardo Salgado, uno de los hombres más poderosos de Portugal, bien relacionado con las altas esferas políticas y que fue presidente del BES durante 22 años, cargo que compatibilizó con el de líder de una de las cinco facciones familiares que dirigían el Grupo Espírito Santo.

Esta falta de separación entre el conglomerado empresarial y el banco es señalada precisamente como uno de los factores que explican el desmoronamiento del emporio familiar.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)


*

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Twitter

Axesor aumenta sus previsiones de crecimiento del PIB noticiasbancarias.com/economi…

Hace alrededor de 34 minutos del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress