Deutsche Bank ve complicado obtener los beneficios previstos

No Comentado

Stefan Krause, jefe de finanzas de Deutsche Bank, ha anunciado que la entidad tiene cada vez más difícil obtener los beneficios esperados para este año. Entre las claves se encuentra la situación de sus negocios. “Aún estamos luchando por (alcanzar) nuestras metas”, dijo al margen de una conferencia.

“El ambiente ha cambiado dramáticamente”, agregó.

Deutsche Bank busca generar 10.000 millones de euros (13.700 millones de dólares) en ganancias antes de impuestos este año, pero ha dicho que esa meta depende de una recuperación de los mercados de capitales europeos y de los avances hacia una solución de la crisis de deuda de Europa.

Ha advertido que su meta de 6.400 millones de euros en ganancias antes de impuestos de la banca corporativa y la división de activos depende de que regrese la confianza de los clientes.

Por otro lado, los analistas del mayor prestamista alemán han recomendado “escapar” de la zona euro en su último informe de divisas, debido a que la región está situada en el ojo del huracán de la actual fase de aversión al riesgo por la crisis de la deuda soberana, “que ha contagiado de falta de confianza a todo el sistema financiero”. Consideran que, aunque existen medidas que podrían paliar la situación, requieren de consenso y voluntad política difíciles de lograr a corto plazo, por lo que la incertidumbre continuará reinando, a juicio de los analistas de la entidad alemana.

Esto provocará una continuación de la depreciación de la moneda única frente al yen. En este sentido, los expertos consideran que el yen japonés “es el refugio más viable para la debilidad del euro”. Por el contrario, consideran que comprar dólares estadounidenses o francos suizos puede ser una mala idea si la Fed o el Banco Central Suizo optan por un programa de compra de bonos.

También creen que “las presiones a la baja en el euro probablemente continuarán aunque el BCE cambie su política de subidas de tipos en los próximos meses o aunque las preocupaciones sobre la crisis del euro amainen”, dice el documento.

Más allá del yen, los analistas de Deutsche Bank creen que las monedas asiáticas tienen potencial, aunque recuerdan el riesgo de contagio de la crisis de la deuda europea a otras latitudes, por lo que dicen que hay que ser “ser precavido” y escoger monedas con “fundamentales fuertes” como el yuan chino, el dólar de Singapur y la rupia indonesia, contra el dólar estadounidense, la libra británica o el euro.

Otras operaciones que pueden funcionar bien a largo son la rupia Indonesia frente al dólar de Taiwán.

Dentro de Europa, aseguran que la libra esterlina destaca porque tiene “algunos de los peores fundamentales de divisas”. “Nosotros compramos todas las divisas del G10 contra la libra esterlina”, dicen.

Los analistas de Deustche Bank creen que el Banco Nacional de Suiza renunciará tarde o temprano a la medida que adoptó recientemente de fijar el precio del franco suizo frente al euro en 1,20 y creen que el mercado está sobrevalorando esta posibilidad en el corto plazo. En este sentido, ir a largo en euros contra francos suizos con un stop ajustado podría ser una operación con un buen equilibrio entre riesgo y beneficios.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

Deutsche Bank cancela la venta de su filial española noticiasbancarias.com/bancos/…

Hace alrededor de 12 minutos del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress