El comprador de Catalunya Banc recibirá créditos fiscales por 891 millones

No Comentado

La auditora Deloitte ha realizado una salvedad en las cuentas anuales de Catalunya Caixa, en la que advierte de las dificultades de la entidad para recuperar 891 millones de euros en créditos fiscales, de los que, sin embargo, se podrá beneficiar el grupo que se haga con ella en subasta.

Deloitte señala en su informe que las cuentas de la filial financiera de Catalunya Caixa expresan, en todos los aspectos significativos, la “imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera” de la entidad a 31 de diciembre de 2011, excepto por una cuestión.

La firma de auditoría apunta una salvedad en estas cuentas e indica que Catalunya Banc, que actualmente está en manos del Banco de España y en pleno proceso de subasta, podría no tener beneficios suficientes en próximos ejercicios parar cubrir 891 millones de euros apuntados como créditos fiscales a su favor.

“No disponemos de la información suficiente para llegar a la conclusión de si en los próximos ejercicios se generarán bases imponibles positivas que permitan la recuperación de los activos fiscales diferidos netos de pasivos fiscales diferidos que, a 31 de diciembre de 2011, figuran registrados en el balance por importe de 891 millones de euros”, señala Deloitte, que realizó la auditoría antes de que empezara el proceso de subasta de Catalunya Banc.

Los créditos fiscales constituyen un mecanismo contable que pueden utilizan las empresas que incurren en pérdidas.

Los importes contabilizados figuran ya como un activo real, aunque es necesario registrar beneficios en los próximos años para recuperar esas cuantías.

Fuentes de Catalunya Banc han explicado que quien se adjudique la entidad se aprovechará, por tanto, de los beneficios fiscales de estos activos.

“Se puede imputar esta cuantía cuando hay beneficios, por lo que la entidad que se quede con Catalunya Banc se beneficiará de los activos fiscales que tiene imputados en su balance”, han detallado las mismas fuentes.

El comprador de Catalunya Banc dispondrá de hasta 18 años para recuperar estos créditos fiscales.

Deloitte subraya también en su informe que “la continuidad de las operaciones de Catalunya Banc está condicionada al éxito” de su proceso de subasta.

La entidad fruto de la fusión de Caixa Catalunya, Caixa Manresa y Caixa Tarragona cerró 2011 con unas pérdidas de 1.335 millones de euros, después de adelantar 1.505 millones para sanear sus activos inmobiliarios y agilizar así su proceso de venta, que podría culminar el próximo mes de julio con la entrada de un nuevo grupo financiero en el capital de la entidad, actualmente controlada por el Estado a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Un total de seis entidades financieras se han interesado por el cuaderno de venta de la entidad, que suma una cartera de activos problemáticos por importe cercano a los 20.000 millones de euros.

El Banco SantanderBBVA, Kutxa, el Sabadell o el Popular han mostrado su interés por acudir a la subasta, lo que les da la posibilidad de poder acceder a una información más detallada de las cuentas.

 

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

El FROB contrata a Nomura para la privatización de Bankia noticiasbancarias.com/bancos/…

Ayer del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress