Santander UK invierte en empresa de préstamos sociales

No Comentado

Un millón de libras en financiación de la deuda es sólo el comienzo de un plan mucho más grande para llevar los servicios bancarios a lascomunidades excluidas, comenta Faisel Rahman.

La eficacia de las empresas con sentido social que prestan pequeñas cantidades de dinero a los más pobres en el Reino Unido, está a punto de ser probada, a través de la entidad prestamista que nace fruto del acuerdo entre Fair Finance y Santander UK, filial de Banco Santander en el Reino Unido, presidida por Ana Patricia Botín.

Santander UK invierte de esta manera en Fair Finance -“finanzas justas”- al aportar un millón de libras. El director de Fair Finance, Faisel Rahman ha señalado que el acuerdo con Santander UK va más allá de una inversión concreta.

“Vamos a llevar sus servicios bancarios a las comunidades excluidas – no como agente, sino como un socio”, dijo Rahman.

“Al principio será la financiación de la deuda de los financieramente excluidos, pero esperamos que en el futuro podamos prestar servicios de banca, ahorro y seguros.

“Vamos a ser totalmente funcionales con una institución financiera de la corriente financiera principal, de una manera que sea masivamente replicable”.

Fair Finance abrirá seis – potencialmente ocho – oficinas más en Londres en los próximos cuatro años y aumentará su plantilla de tres a cinco veces.

Sin embargo, Rahman dice que esto es sólo el principio: “Si podemos demostrar a los banqueros e inversionistas que podemos hacer bien las cuentas, vamos a intentar replicar el modelo en todo el país – creemos que esto es parte de un acuerdo mucho más grande a futuro”

Rahman comentó también que otros bancos, como RBS y Barclays, que mostraron un interés inicial, se descolgaron más adelante, y en un momento en noviembre pasado tenía miedo de que todo el proceso estuviera destinado a fracasar.

Pero tras seis meses de ardua diligencia, Fair Finance tiene por primera vez la posibilidad de operar a gran escala – y también de encontrar la sostenibilidad financiera.

Rahman explica: “Hacemos dinero en cada préstamo individual, pero como somos demasiado pequeños, el beneficio es absorbido por los gastos generales. En cuanto a la expansión no nos estamos alejando demasiado del centro, por lo que nos volvemos más y más rentables a medida que crecemos.”

Dice que la ampliación les traerá la autosuficiencia financiera y agrega: “. Estamos abriendo una ruta que podrán seguir otras instituciones financieras de desarrollo comunitario (CDFI)”

Suponiendo que Fair Finance pueda demostrar que existe realmente un papel comercial de los bancos asociándose con CDFIs para servir a las comunidades pobres, Rahman dice “otras personas deberían copiar este modelo”.

Sin embargo, el primer paso no había que darlo con los bancos, sino con los inversores sociales. Los CDFIs históricamente han recibido fondos del gobierno para ayudar -en el marco de la agenda del gobierno- a las familias que caigan en la pobreza debido a las tasas de interés exorbitantes cobradas por prestamistas y usureros.

Pero en lugar de recurrir al gobierno, el año pasado Rahman logró obtener £ 750,000 de una variedad de inversionistas sociales para ayudar a construir una base para la empresa.

Fue sólo después de esa inversión que Fair Finance fue capaz de aprovechar la financiación de la deuda por parte de los bancos.

Otro préstamo de £ 350.000 llegó después de la fundación NESTA. La financiación fue en términos de deuda subordinada, que ayuda a limitar el riesgo a otros inversionistas, porque significaba que NESTA soportaría a primera caída, si algo salía mal, lo que permitió que los bancos fueran capaces de entregar la totalidad de 2 millones de libras.

Rahman ha dicho: “Los banqueros están invirtiendo en condiciones comerciales dentro de unos parámetros de riesgo comercial. Los inversores sociales están invirtiendo en unos términos en los que se sienten cómodos – y están teniendo un rendimiento que se justifica por el riesgo de las medidas adoptadas y por el impacto social del dinero.

En cuanto al gran objetivo de hacer frente a los prestamistas usureros que se aprovechan de personas que no pueden con los créditos, Rahman dijo que en la actualidad, cada año Fair Finance los va dejando fuera del negocio.

Y agrega: “Incluso con este acuerdo, esperamos ayudar a 50.000-60.000 y en el mejor de los casos hasta 100.000 personas. Eso sigue siendo un porcentaje muy pequeño de las personas que trabajan con prestamistas a domicilio, que alcanzan los 4,5 millones.”

“En Londres seremos verdaderos agentes del mercado. La gente va a ser exigente y se cuestionará por qué su prestamista aplica recargos tan exorbitantes”.

“Creo que podemos cambiar el mercado, no por convertirnos en líderes, sino por convertirnos en referentes.”

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

Las ampliaciones de capital se recortan en mayo un 9,6% noticiasbancarias.com/economi…

Hace alrededor de 2 días del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress