Director de Deutsche Bank, Josef Ackermann, sufre un intento de atentado

No Comentado

Josef Ackermann, director de  Deutsche Bank (la mayor entidad bancaria de Alemania), sufrió un intento de atentado el pasado miércoles cuando recibió una carta que contenía material explosivo.

La policía aseguró que el contenido  de la misiva era material explosivo, en concreto  pólvora, pero se desconocía si existía un detonador para explosionar su contenido.

“Las investigaciones iniciales muestran que era una carta-bomba operativa”, han explicado la Oficina de Investigaciones Criminales del estado de Hesse y la Fiscalía de Fráncfort en un comunicado.

Fuentes de la entidad bancaria y de las fuerzas de seguridad estadounidenses habían informado que la misiva fue interceptada incluso antes de que le llegara a Ackermann, cara visible del capitalismo en Alemania.

La Policía de Fráncfort confirmó más tarde que se había enviado un paquete sospechoso a la sede central del banco en esta ciudad e informó de la apertura de una investigación, pero hasta ahora no habían confirmado que hubiera ningún explosivo.

Aunque parece que el peligro ha pasado, fuentes del Deutsche Bank informaron a que la entidad ha incrementado las medidas de seguridad en todas sus sucursales. El incidente se enmarca dentro de la protestas celebradas en varios países occidentales contra la supremacía del poder de los sectores bancario y financiero sobre los gobiernos en el contexto de la crisis económica mundial.

El mes pasado, Ackermann fue abucheado por miembros del movimiento ‘Occupy’ cuando intentaba dar un discurso en la ciudad de Hamburgo.

Ante la insistencia de los manifestantes, el director ejecutivo les invitó a hacerle las preguntas que considerasen oportunas. Ackermann, de 63 años de edad, tiene previsto retirarse el próximo mes de mayo después de dirigir durante más de una década el principal banco alemán, con un mercado de 28.000 millones de euros y 102.000 empleados.

El fallido atentado ha sido reivindicado por un grupo anarquista italiano, “FAI-Federazione Anarchica Informale”. La FAI, según la LKA (Oficina Regional de Investigación Criminal), es una organización terrorista de izquierdas que ha reivindicado en repetidas ocasiones ataques contra instituciones estatales en Europa y especialmente en Italia. En la carta se amenaza con otros ataques contra “bancos, banqueros, garrapatas y sanguijuelas”.

Por su parte , los “indignados” de Fráncfort, que mantienen desplegado su campamento en la ciudad germana a pocos metros del Deutsche Bank para protestar contra el poder de los bancos y mercados financieros, condenaron “enérgicamente”en un comunicado el ataque contra Ackermann.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter