BdE no expolió a la CAM, según Aríztegui

No Comentado

Banco de España

Javier Aríztegui, exsubgobernador de BdE y expresidente de la Comisión Rectora del FROB, ha destacado que por parte del banco central no hubo con la CAM “ninguna vocación masoquista de asfixia”, sino que se pretendía “encontrar una solución al problema” pero “cuando se vio que no había salida, se tuvo que intervenir”. Asimismo, ha destacado que “no hubo un proceso de expolio, sino de apoyo”.

Aríztegui, que ha comparecido este lunes en la comisión de investigación sobre la CAM que se desarrolla en las Cortes Valencianas, ha comenzado su intervención señalando que se ha presentado a esta cita bajo apercibimiento de que si no acudía podría incurrir en un delito de desobediencia.

Además, ha indicado que tanto el Banco de España como el FROB le han recordado el “deber de reserva” que tiene sobre datos e informaciones a los que ha tenido conocimiento durante el ejercicio de su cargo, y que su incumplimiento podría tener “consecuencias penales”. Así, ha señalado que “este cruce de exigencias y contingencias no es nada sencillo”.

El exsubgobernador, tras declaraciones del diputado de EUPV Lluís Torró en las que ha criticado el “expolio de la CAM”, ha señalado que el Banco de España decidió que había que cambiar el consejo de administración y estabilizar la entidad, y el Fondo de Garantía “asumió un coste que puso el conjunto de los depositantes españoles de bancos y cajas de ahorro para tratar de apoyar la estabilidad de la entidad”. “No existe un proceso de expolio, sino de apoyo por parte del resto de la sociedad española para conseguir la estabilidad financiera”, ha apostillado.

Francisco Javier Aríztegui  ha señalado que los dirigentes de la CAM “no fueron demasiado entusiastas de las opciones que tuvo” para integrarse en un SIP. “No fueron proactivos y se quedaron sin el llamado salvavidas”, ha manifestado. Respecto a los “riesgos” de la actividad promotora sobre los que el Banco de España alertó en varias ocasiones, ha indicado que “ya sabíamos que teníamos un problema con la CAM, pero podía resolverlo”.

En este sentido, ha indicado que “había voluntad decidida de hacer recortes, poner racionalidad y pasar un proceso doloroso para salvar buena parte de las inversiones”. Así, ha resaltado que el Banco de España “impulsó” que la CAM “entrara en procesos de SIP para ayudarle a una digestión que iba a ser dolorosa” pero, sin embargo, “la gerencia o el consejo no fue suficientemente proactivo” y “el resultado final es que arrastró los pies en los procesos y, al final, el SIP en que estaba metida no llegó a nacer”.

Ariztegui ha manifestado que desde el Banco de España no hubo con la CAM “ninguna vocación masoquista de asfixia”, y ha asegurado que se pretendía encontrar “una solución al problema” de la CAM, pero “cuando vimos que no había una salida tuvimos que intervenir”. Al respecto, ha manifestado que no es una medida que “se tome agradablemente” y que, antes de ello, “se agotan todas las posibilidades” porque “es mejor cualquier otra solución porque lo manda la ley y porque es mucho más barata para los recursos públicos”.

Francisco Javier Aríztegui, en su primera intervención, ha explicado la creación del FROB y ha hecho un repaso por las principales normas que han guiado la actuación de este fondo. También ha detallado lo que supone una intervención, un cambio de administradores y la capitalización y venta de una entidad de crédito.

Al respecto, ha indicado que “cuando el Banco de España considera inviable una entidad, cambia el consejo de administración y encomienda la misma al FROB” y, en este sentido, ha subrayado que, por tanto, “la decisión es responsabilidad única y exclusiva del Banco de España”, y que el FROB “actúa siempre bajo el control del supervisor bancario”.

Asimismo, ha agradecido la “colaboración” de los tres últimos consellers de Economía de la Generalitat, Gerardo Camps, Enrique Verdeguer y Máximo Buch, “para llevar a cabo el saneamiento de la CAM, sin merma de sus depositantes y acreedores”.

“Tratamos de que el problema fuera lo menos doloroso posible”, ha manifestado, y ha añadido que “fueron interlocutores razonables y fue posible razonar y llegar a acuerdos”. No obstante, ha dicho que no puede trasladar el contenido de las conversaciones que ha tenido con ellos. Al respecto, los diputados han criticado este “deber de secreto” y, en esta línea, el diputado del PSPV Ángel Luna ha señalado: “No sabemos absolutamente nada de lo que han hecho y de cómo lo han hecho”.

Francisco Javier Aríztegui, en su segunda intervención, ha respondido a algunas preguntas de los diputados de los cuatro grupos parlamentarios pero “dentro del deber de reserva” a que le obliga la ley, ha precisado. Ha señalado que el valor de una entidad  se determina en un proceso de venta que está abierto, y ha puntualizado que en el caso de CAM se contrató a 70 entidades de crédito y “al final, el mejor postor fue el Banco Sabadell“.

Aríztegui, quien ha indicado que la legislación vigente permite la emisión de preferentes en paraísos fiscales, ha negado que haya habido “manipulación política” en lo que respecta a la intervención de la CAM. Así, ha señalado que “manifestaciones de que se hizo porque en ese momento interesaba en el juego de equilibrio políticos son fantasías, leyendas urbanas”.

Por su parte, los diputados del PP Vicente Betoret y de Compromís Mireia Mollà han preguntado a Ariztegui si comparte las palabras del exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez cuando dijo que la CAM era “lo peor de lo peor”. “Es una pena que a la hora de realizar esas declaraciones no tuviera en cuenta el deber de secreto al que tanto se refirió aquí”, ha manifestado Betoret. Ariztegui ha destacado que Fernández Ordóñez dio “sus opiniones” y que él no quiero dar las suyas personales.

El diputado socialista Ángel Luna ha lamentado que no vaya a comparecer “ningún responsable político” en esta comisión parlamentaria, y ha señalado que la intervención de Ariztegui es “una excusa” para el PP quien, a su juicio, ya tiene “el guión escrito” que señala que “el único responsable de lo que ha pasado en la CAM ha sido el Banco de España”. Por su parte, el representante de EUPV Lluís Torró ha asegurado que no entiende cómo se pudo vender la caja alicantina por un euro.

 

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

Los Montes de Piedad prestan más de 80 millones noticiasbancarias.com/economi…

Hace alrededor de 8 horas del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress